imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Luces y sombras…

Allá, el que ganó la elección decía ante empresarios: sí, la deportación es una operación militar. Aquí, el secretario de Seguridad Interior desmentía a su jefe. Diálogo privado entre cuatro personajes que, en tanto estén al frente de sus respectivas dependencias, estarán obligados a mantenerse en contacto para abordar temas torales: seguridad, migración y diplomacia.

Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio, por México, y Rex Tillerson y John Kelly, por Estados Unidos, se reunieron a puerta cerrada en la Cancillería mexicana, ahí frente al Hemiciclo a Juárez, cuya leyenda “El respeto al derecho ajeno es la paz” debería ser observada por los visitantes. No se conoce qué tono se utilizó en el diálogo. Tampoco si se registraron contradicciones, jaloneos o apapachos.

Públicamente, los cuatro se comportaron como personajes de alta civilización: respetuosos, aunque reclamantes; coincidentes,  pero distantes en metas, objetivos y formas. Después, otra vez los cuatro se reencontrarían en Los Pinos, en donde los funcionarios de la Casa Blanca fueron recibidos por el presidente Peña Nieto con quienes habló por espacio de 40 minutos y de cuya conversación no se conoció absolutamente nada, no obstante el comunicado de la oficina de prensa de la casa presidencial.

Allá en Washington se filtró, cómo no, que hoy habrá otro golpe en contra de México: la cancelación de la Iniciativa Mérida, instrumento que es coadyuvante en la lucha contra el narcotráfico desde hace una década, aunque con mínimos recursos comparados con los que gasta nuestro país.

Lo dicho comendador: luces y sobras en la “nueva relación” de los vecinos incómodos.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx