imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Populismo extremo…

Explotar el dolor de una viuda. Presentar a quien desde la pobreza se superó. Insistir en la recuperación de millones de empleos haciendo de lado la robotización. Decirles a los congresistas que se debe trabajar juntos para hacer más grande al país. Hablar del aumento de la criminalidad en Chicago. Recular respecto de la OTAN. Repetir cual eco empecinado que no permitirá que otros se beneficien del comercio. Dio pasos atrás con relación al libre comercio. Y lo sorprendente: el anuncio de una reforma migratoria del corte canadiense, Algo que México ha tratado de negociar desde hace décadas, desde que los braceros llegaron a la tierra del Tío Sam.

Durante 60 minutos, Donald Trump se dirigió a los integrantes del Congreso de Estados Unidos, representantes y senadores, y lo que se esperaba no se tocó: el Tratado Trilateral de Libre Comercio, las deportaciones masivas, la imposición de aranceles.

Un discurso lleno de lugares comunes. Como si estuviera en campaña: América para los Americanos y hacer más grande a Estados Unidos. Mensaje en un Congreso dividido y mientras los republicanos que parecían panistas por las corbatas azules se ponían de pie para aplaudir cada frase, los demócratas permanecían sentados y dos de ellas, por lo menos que se miraron en las cámaras, hacían señas con los pulgares cual emperadoras que pedían la muerte del gladiador.

¿Acaso terminó la hostilidad hacia México? No lo creo. Simplemente se comportó como es: mentiroso. Y seguramente esta mañana a través del tuiter lanzará la nueva andanada. Y no será contra la OTAN o contra París. Allá ya le pusieron el alto. Mientas, la incertidumbre prevalece.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx
Twitter: @jesusmichelMx