imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

EZZ, calienta motores…

Para aterrizar el arranque de las Zonas Económicas Especiales, la autoridad de las mismas, Gerardo Gutiérrez Candiani trabaja a marchas forzadas con los tres niveles de gobierno para llegar a acuerdos, fechas de inicio, oferta a inversores, exposición de necesidades en infraestructura y demás.

Acostumbrado al trabajo y el consenso, el exlíder de la cúpula del sector privado, viaja cinco de siete días de la semana a los puntos clave para el principio de las ZEE, lo que habla de que asumió el cargo consciente de que todo su tiempo debe estar dedicado a lograr los acuerdos.

¡Bien! Habría que poner sobre la mesa de las discusiones que zonas como Chiapas, por ejemplo, carecen de toda infraestructura para que los inversores las encuentren atractivas. Por lo que se conoce hasta ahora –porque las negociaciones se han llevado en el más estricto de los secretos-, existen proyectos integrales para dotar no solo a Chiapas, sino a Oaxaca, Tabasco, Guerrero y parte de Michoacán de grandes obras, entre las que se cuentan oleoductos, gasoductos, energía eléctrica, carreteras, muelles, vías férreas etcétera.

Las ZEE representan la primera ocasión en que desde el centro del país se voltea hacia el sur-sureste. Olvidado de los beneficios de la Revolución –“a Chiapas y Oaxaca jamás llegó”, dicen los historiadores-, hoy tiene la posibilidad de incorporarse al desarrollo.

De acuerdo con datos duros del INEGI, Chiapas tiene el mayor número de indígenas y Oaxaca los municipios más pobres. Son el otro rostro de México. La cara de la marginación en todos los sentidos. Ojalá y a Gutiérrez Candiani le alcance el tiempo.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

Twitter: @jesusmichelMx