imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Compló en NY…

“Provocador” le llamó, después de escuchar el reclamo de un hombre cuyo hijo se encuentra entre los 43 desaparecidos de Ayotzinapa. Antonio Tizapa, padre de Jorge Antonio Tizapa, encaró a López Obrador en la urbe de Hierro y lo cuestionó por haber avalado la candidatura de José Luis Abarca para la alcaldía de Iguala y por hacer nada en contra de Ángel Aguirre, entonces gobernador de Guerrero.

Con 24 horas de diferencia se presentó en el National Press Club en Washington en donde insistió en que el reclamo de don Antonio fue una provocación, un compló, vaya. Y desde ahí arremetió en contra del presidente Peña Nieto y las fuerzas armadas. “Reclámenle al Gobierno no a mí”, habría dicho palabras más palabras menos.

El “amoroso” tabasqueño acudió a la capital de Estados Unidos para, según sus palabras, presentar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contra las órdenes ejecutivas de Trump y por la construcción del muro, además por la política antiinmigrante que se aplica. Y en la conferencia de prensa, en la que se vio balbuceante y con su lenguaje pueblerino, se sirvió con la cuchara grande y se presentó como el crítico del régimen y que por ello lo atacan y lo provocan.

Difícil de entender que un pejelagarto tenga la piel tan delgada y que pretenda el respeto que no otorga. Simplemente Andrés Manuel, si llegara a ganar la carrera presidencial, haría de este país uno más de los que se estancan y se encierran en paradigmas creados por los globalifóbicos.

Por cierto, el dueño de Morena se reencontró con Lázaro Cárdenas Batel y nadie explicó la razón para que juntos anduvieran de arriba a abajo en la fría capital de Estados Unidos.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx