imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

¿Actores políticos?.. ¡Bah!

Llamarle a Andrés Manuel López “actor político” es un exceso. Es un incendiario que no mide consecuencias y que difama con una mano en la cintura. Le exigen presentar las pruebas ante el Ministerio Público de las “masacres” y “violaciones de derechos humanos” y, por supuesto, de la participación del Ejército en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

El de Tabasco es irracional, cretino, lenguaraz, cínico. No lo digo yo, aunque comparto los adjetivos. Durante 18 años ha buscado la Presidencia de la República y ahora supone estar en el camino correcto y por ello se despacha con la cuchara grande acusando a las Fuerzas Armadas. Como he preguntado en este espacio: ¿de ganar las elecciones con cuáles gobernará si al Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, descalifica y acusa de criminales?

No soy partidario de que militares y marinos se involucren en política. Los tiempos del militarismo en el poder dejaron de ser propicios desde 1946. Y desde entonces, ningún militar o marino ha llegado más allá de las secretarías de la Defensa y de Marina.

Estoy cierto de que no existe intención política alguna por parte de las fuerzas castrenses. Hoy obedecen órdenes y están en las calles por la incapacidad de los gobernadores de contar con cuerpos policíacos entrenados, armados, sin liga con los criminales. Quieren regresar a sus cuarteles, pero de hacerlo en las condiciones actuales en que se encuentran una docena de estados del país, sería abandonar a su suerte a sus pobladores.

El tabasqueño dice que abusan del poder y no reconoce que soldados, marinos y pilotos han muerto en el cumplimiento de su deber. No es un actor político, él sí, es un provocador.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx