imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narvéz
  • Como Pilatos…

Desde hace un año y con la pugna por el Mando Único o Mixto y la Ley de Seguridad Interior, el discurso del Gobierno federal cambió y se enderezó a cuestionar la poca o nula participación de los gobernadores para crear sus cuerpos policíacos con elementos certificados y ausentes de conexiones con el crimen organizado. Porque los reclamos por la presencia de las Fuerzas Federales en la calle se multiplicaron. La respuesta de Bucareli fue severa: el Ejército no está en las calles porque quiera… lo hace para dar seguridad en virtud de los mandatarios y los alcaldes han sido omisos en el tema.

Y surgieron los ¡zaz!… ¡córcholis!… ¡recórcholis! Son muchas las voces que apuntan a la irresponsabilidad de los gobernadores que saben de la existencia de las Fuerzas Armadas y si repunta la violencia levantan el teléfono y piden apoyo. Como Pilatos, se lavan las manos.

Es el caso de Javier Corral, quien desde el momento en que asumió como gobernador de Chihuahua abandonó el mando Único y decidió que su secretario de seguridad era comparable con Superman o Batman y “solito” puede con todos los criminales. Los hechos lo rebasaron y ahora acusa al secretario de Gobernación de haberlo dejado en el ostracismo y no enviarle los efectivos que, dice, le ha solicitado para enfrentar el reinició de una violencia exacerbada. Hay muertes todos los días y nadie detiene la ola.

Ah, pero el góber dejó Chihua-
hua el pasado fin de semana para irse a jugar golf a Mazatlán. El viaje lo hizo en avión particular, algo que siempre le criticó a su antecesor.

Hoy dice que lucha solo y que si no le dan apoyo, las cosas se van a poner peor. Poncio ¿no te habías muerto?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx