imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Visitas selectas…

Durante las cinco décadas en las que he ejercido el periodismo, tuve oportunidad de acompañar a muchos candidatos a gobernadores de diferentes Estados de la República, incluyendo a quienes querían las entidades que ahora están en juego: México, Coahuila y Nayarit.

Eran los tiempos en los que se dejaba el pavimento para entrar a los terregales; de viajar en autobús, camioneta y auto en el mejor de los casos, por caminos infames. Sabíamos a qué hora salíamos pero no cuándo regresábamos. Puebleábamos y acudíamos a decenas de actos con organizaciones, con doña Cholita allá en el mercado o don Juan en el pedazo de tierra que araba para sembrar la semilla. También había reuniones con los poderosos de las entidades que se realizaban o en los centros patronales, en el Club de Rotarios o en los salones de los mejores hoteles.

Los candidatos trataban de convencer con sus argumentos. Buscaban ser escuchados por el mayor número de posibles votantes. Cierto: eran otros tiempos en donde las estructuras del PRI-Hegemónico vencía en todas partes. Sin embargo, sus abanderados llegaban hasta las más recónditas poblaciones para saludar de mano y ganarse la confianza.

Hoy declaro mi sorpresa con las campañas de los dos, tres y cuatro punteros que buscan gobernar los Estados en los que se elegirá a sus gobernadores. Los principales aspirantes ahora realizan visitas selectas. Tienen agendas privadas. No les organizan mítines masivos. Buscan foros en donde los zapatos no pierdan el brillo. Ya no taquean en el mercado y menos abrazan a un viejo campesino cuyos olores corpóreos no se cubren con las finas lociones y perfumes de los candidatos. Las campañas están en redes sociales.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx