imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Jesus Miche Narváez
  • Dinero, la causa…

Si Italia decide como lo hizo en 1931 el rey de Italia Víctor Manuel III cuando nos quitó la propiedad de la Isla de Clipperton, Estados Unidos se quedará con Tomás Yarrington. Porque se trata de algo que el imperio del norte no perdona: dinero.

Ya lo hemos visto con El Chapo y después con El Mochomo: al primero le quieren quitar 14 mil millones de dólares y al segundo 589, producto de las acciones ilegales de introducir cocaína, heroína y drogas sintéticas a tierra del Tío Sam. ¿De qué está acusado el exgobernador?…

Hay dos tipos de acusación, la de México y la de Estados Unidos. En el primero de los casos, es por delitos contra la salud. Solamente eso. En el segundo es un rosario: importación y distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero. ¡Dinero, money, pachocha!

Para los estadunidenses, los delitos cometidos por el tamaulipeco representarían dos cadenas perpetuas más una sentencia de 90 años y la posibilidad de convertirse en testigo protegido. Los mexicanos somos menos extremos y más generosos. Por delitos contra la salud podría dársele una sentencia de ¡20 años!

A Yarrington no se le acusa de saquear las arcas estatales sino de haber pactado con los Zetas y el Cártel del Golfo, por lo cual se entiende que podría tipificarse como parte del crimen organizado y narcotráfico. Sin embargo, el gobernador de Tamaulipas anunció ya que pedirá se reintegre todo “lo incautado”, algo que aún no ocurre, a la administración pública para que se realicen obras.

Ojalá y que Italia no se comporte como hace 86 años y nos envíe a Yarrington para juzgarlo aquí. Después lo mandamos a Estados Unidos.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx