imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Herencias tricolores…

Enrique Ochoa Reza resbaló y de la peor manera, cuando habló del candidato PAN-PRD al Gobierno de Nayarit: dijo:

“Que algún asesor informe a los panistas que el Gobierno en Nayarit no es una herencia ni puede adueñarse de ella dinastía alguna; que alguien le informe al PAN que el Gobierno de Nayarit no se puede comprar con la tarjeta de crédito del papi”.

¡Escupió para arriba! Dos ejemplos a la vista: Alfredo del Mazo Maza y Alejandro Murat Hinojosa. El primero es el tercero de la dinastía, el otro, el segundo. Puestos heredados. Murat ya gobierna y sí pesó la plateada sin límite de su padre, José. Del Mazo quiere hacerlo y cuenta con las Golden, Silver y Platino no solo de su papi, sino las propias.

Ignoro si Manuel Cota cuenta con plásticos que demuestren que es sujeto de crédito. Pero más allá de ello, no alcanzo a comprender qué tiene que ver ser hijo de un político y seguir la carrera de sus padres.

Los Juniors nacen, viven y comen de política y para la política. Ahí están los hijos de Murat, de Fidel Herrera, de Manlio Fabio Beltrones, de Heladio Ramírez, de Lázaro Cárdenas, de Cuauhtémoc Cárdenas, de Carlos Alberto Madrazo, de Roberto Madrazo Pintado, de Carlos Hank González, de Rosario Robles, de Elba Esther Gordillo, de Eduardo Robledo, de Carlos Sansores Pérez, de Marcelino García Barragán, entre decenas y cientos de políticos. Todos incursionaron en el escenario electoral y en ocasiones ganaron y en otras fueron derrotados.

¿Por qué perder el tiempo en nimiedades y no preocuparse por resolver los problemas que deja el gobernador que se va?

Ochoa Reza, con todo respeto, debe contratar asesores políticos no de energía eléctrica y menos de taxistas.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter; @jesusmichelMx