imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

¿Cuau, asesino?…

Seguramente Cuauhtémoc Blanco es más que un dolor de cabeza para Graco Ramírez.  Desde que asumió la alcaldía de Cuernavaca, el choque entre ambos ha sido frontal. El Cuau se negó a firmar el Mando Único argumentando que los ciudadanos que lo pidieron sus electores. La violencia: secuestros, robos a casa-habitación y comercio y cuerpos mutilados, embolsados y arrojados a las orillas de la carretera, se multiplicaron. Al propio presidente municipal lo cuidan militares, que no dejan ir al baño sin compañía.

Pasados los meses, los legisladores locales a petición de Raúl Carrancá, de Graco y de “organizaciones civiles”, lo destituyeron. Inició una huelga de hambre y promovió recursos en la Corte que le permitieron obtener amparos y por eso sigue como alcalde de la capital de Morelos.

Se cambió de partido y dejó al de los hermanos Yáñez, quienes pretendieron que el Cuau fuera solamente un títere. Ya en el PES, el dirigente partidista Hugo Eric Flores, anunció que el exfutbolista sería el candidato que buscará ganar la elección en 2018. Este anuncio propicio que Graco enviara una iniciativa para modificar la Constitución local y exigir la residencia de 12 años a los no nacidos en Morelos para aspirar al gobierno, tema que violenta la Constitución General y que en su momento será impugnado.

Todo lo relatado es político. Lo último que querría hacer Cuauhtémoc sería ser acusado de haber pagado el asesinato del empresario Juan Manuel Bejarano. Pero así lo dijo José N y afirmó que le dio 200 mil pesos por el homicidio. No aportó pruebas.

No defiendo al Cuau, pero ya se le paso la mano al que quiere tirarlo.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

@jesusmichelMX