imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jose y el tobogán…

Llegó sobrada. Se dio a desear por meses. Su pasado lo vendió como si fuera el presente y el futuro conjuntados. Dejó de hacerse del rogar y finalmente negoció y aceptó ser la candidata del PAN al gobierno del Estado de México. Su presentación fue oropelesca y generó las expectativas que buscaba Ricardo Anaya. Cuando faltan 10 días para las elecciones en la entidad más poblada del país, Josefina Vázquez Mota no puede salir del tobogán en el que se subió por su soberbia y falta de oferta política.

Aconsejada por quién sabe quién, la exsecretaria de Desarrollo Social y de Educación Pública, excoordinadora de la bancada del PAN en San Lázaro y alejada de la política activa hasta su fallida participación como candidata presidencial hace 5 años, arribó al Estado de México como la estrella hollywoodense que siente ser: vestida con ropa de marca, la voz engolada, el script bien aprendido y a la defensiva por las acusaciones en su contra por el manejo de mil millones de pesos presuntamente para apoyo de migrantes en Estados Unidos y de su familia por negocios nada claros, Josefina Vázquez Mota fue y es incapaz de hilvanar las propuestas.

Basó su campaña en acusaciones que no puede comprobar. Barrió parejo con todos. A Delfina la trataba como “mi amiga, querida amiga” cuando estaba al frente de la SEP. Ahí está el video que circula. Ahora la acusa de todo. A Del Mazo le dijo que se había embolsado recursos de OHL y no aportó nada. Enderezó todo contra el gobernador, el Presidente, el PRI. ¿Y las ofertas políticas? Inviables.

Presumía su primer lugar en las encuestas y ahora desdeña los resultados. Lo dicho: se subió al tobogán y…no se puede bajar.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter; @jesusmichelMx