imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Siempre excluyente…

Habló el “amo” y decidió ratificar su postura excluyente. Ante una audiencia que lo sigue sin respingar si quiera la nariz, Andrés Manuel López Obrador anunció que en el 2018 se analizaría la alianza del casi extinto PT y de ninguna manera se aceptaría la participación de PRI, PRD, PVEM, NA, MC y PES. Al PAN ni lo mencionó, pero se infiere que tampoco se dejará acompañarlo. Deja fuera a siete de los nueve.

Seguramente los dirigentes de los excluidos estarán preocupados por su futuro político-electoral rumbo al 2018. Juan Anaya, el excandidato perredista al Estado de México, fue claro en los días de campaña. Afirmó que Andrés Manuel ha cometido errores garrafales que le han costado los triunfos, entre ellos el de ser soberbio y pedir sumisión a quienes se le acercan o quieren apoyarlo.

Ninguna otra mejor oportunidad para recordar esas palabras. En el Congreso Nacional de Morena, celebrado ayer, sirvió para escuchar las casi bíblicas citas de antaño. Sobrado en exceso, López Obrador no ve más allá de sus fobias. Está convencido de ser el único “luchador social” que salvará al país. No existe desde su perspectiva ningún ciudadano de izquierda que pueda competirle y si estuviera en el mosaico nacional, lo desconocería.

Reconozco que a lo largo de su trayectoria como expriísta, ha dado muestras de tener ideas propias –o de otros que se las dieron a cambio de pagos extraordinarios por permanecer a la sombra- que resultaron novedosas e incluso obligaron el gobierno de Vicente Fox a adoptarlas. Sin embargo, una golondrina no hace verano y aquellas propuestas se agotaron para dar paso a nuevas.

Con el PT no sumará votos. No le alcanzará en 2018 por excluyente e impositivo.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter; @jesusmichelMx