imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Conflicto de intereses…

Un día con otro, Donald Trump parece perder las batallas que culminarían con una derrota en la guerra. Además de que diversos jueces estatales vetaron sus órdenes ejecutivas para impedir el ingreso de nacionales de siete países árabes a Estados Unidos y otros más decidieron no permitir la persecución de migrantes presuntamente ilegales y que gobernadores y alcaldes de cuando menos una docena de estados y una veintena de condados se opusieron a cancelar las ciudades santuario, y la declaración de James Comey lo puso contra la pared. Ahora dos fiscales lo acusan de violar la cláusula de retribuciones por recibir pagos de gobiernos extranjeros.

Los fiscales generales de Washington D.C. y de Maryland demandaron al presidente Trump. “Jamás habíamos tenido un presidente tan comprometido en negocios, o un presidente que se negara a tomar distancia prudente de sus negocios”, declaró el fiscal de la capital de Estados Unidos, Karl Racine. Y su par, Brian Frosh señaló al The Washington Post que la cláusula de retribuciones ordena que “el presidente ponga en primer lugar al país no a su interés personal”.

La declaración que hoy habrá de rendir ante el Senado el secretario de justicia –fiscal general- y que tiene como tema central sus relaciones personales con autoridades rusas, podría evidenciar que Trump ha mentido. Pero más aún: el testimonio de Se-ssions será bajo juramento y en Estados Unidos el perjurio es más penado que los negocios del presidente.

¿Qué sigue? Trump abrió muchos frentes: con los países musulmanes, con Alemania, con Canadá, se enfrentó en la OTAN y, por supuesto con México. ¿Será como las aves tabasqueñas que cruzan el pantano y no se enlodan?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter; @jesusmichelMx