imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Anaya, al banquillo…

Mañana, si no se atraviesa otra cosa más importante, el CEN del PAN habrá de reunirse para, en principio, evaluar los resultados de las elecciones del 4 de junio en donde solamente obtuvo una gubernatura en alianza con el PRD, el PT y el partido local PRS y perdió las del Estado de México y Coahuila, aunque hayan presentado recursos de queja; en segundo término, está la parte álgida: definir el método y el tiempo para definir al candidato rumbo a la Presidencia de la República en 2018.

Ricardo Anaya será sentado en el banquillo de los acusados. No son pocos los panistas-panistas que están en desacuerdo con la forma en que ha conducido al partido y por el, así lo llaman ellos, “abuso de poder” al promoverse en los spots que deberían ser para los candidatos. Se sabe, aunque sin confirmación porque nadie la ofrece, que habrá reclamos para que Anaya reconozca su aspiración a ser candidato y después de ello renunciar al cargo de Jefe Nacional del PAN para que el “piso sea parejo”.

Para Anaya no será un día de fiesta. Por el contrario. La presencia de consejeros nacionales que tienen simpatías lo mismo por Margarita Zavala que por Rafael Moreno Valle o en menor número pero que apoyan a Miguel Márquez al igual que a Ernesto Ruffo, lo orillarán a sacar la casta y tomar la decisión que su leal saber y entender le sugiera.

La división que se ha gestado en el PAN tiene sus orígenes en el aprovechamiento de las herramientas con que cuenta el partido y que no han sido compartidas sino solamente usadas por el queretano. Para los albiazules es de suma importancia llegar a acuerdos. Mantenerse en la disputa por la candidatura y hacer público sus desavenencias, lo debilitará como nunca.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter; @jesusmichelMx