imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Parangón…

¡Cuidado! la estrategia de secuestrar partidos iniciada por Andrés Manuel López con el PRD ya cundió en Estados Unidos, cuando Donald Trump se impuso a la dirigencia y militancia del Partido Republicano a pesar de los esfuerzos de Reince Priebus, su presidente y de los líderes de la mayoría en la Cámara de Representantes Paul Ryan y de Kevin del Senado, Mitch McConnel, por impedir que se convirtiera en su candidato presidencial.

En el complejo sistema electoral de Estados Unidos hay todavía una ventana de oportunidad para cerrarle el paso a Trump: que la Asamblea Electiva le diga que no. Allá, por lo que sabemos, no existe un INE ni un TEPJF que obligue a respetar el voto de los delegados, aunque… difícil sería para los republicanos desconocer la arrolladora victoria obtenida por quien en un principio de la campaña parecería ser el que menos posibilidades tenía de obtener la mayoría de delegados.

Sí, Trump se impuso al partido, a sus dirigentes, a sus adversarios. Y no hay vuelta de hoja. Queda otra posibilidad: que en aras de negarle la Casa Blanca, las brigadas electorales obstaculicen el voto en la verdadera carrera hacia Washington.

Para nadie es un secreto que la eventual llegada de Trump a la Casa Blanca representaría un enfrentamiento no solamente con México sino con la comunidad internacional, a la que también cuestionó. La victoria del magnate inmobiliario revela que en Estados Unidos persiste y pervive el racismo y que se impuso porque encontró quien lo abanderara.

Secuestro al partido ¿y?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelmx