imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Barbosa, por PRD fuerte…

¿Cómo saldrá el PRD el próximo sábado?, ni siquiera el coordinador de los senadores, Miguel Barbosa Huerta, lo sabe. De algo está seguro: no será interino del interino. El poblano tiene en la mira la dirigencia del partido en 2017, cuando el ejercicio dure tres años.

El sábado, Agustín Basave hará efectiva su renuncia con carácter “irrevocable” durante la sesión del Consejo Político. Nadie sabe a ciencia cierta quién asumirá las riendas de un partido que no tiene rumbo. El que se va, intentó convencer a las tribus de aliarse con el PAN en seis candidaturas para las pasadas elecciones. No se las aprobaron y comenzaron los desencuentros hasta que decidió “tirar la toalla” en una reunión “informal” y en la cual se pactó no informar de nada hasta el 2 de julio. Sin embargo, Jesús Ortega, el líder de Nueva Izquierda, oxigenó el tema y la liga se rompió.

Conocedor del problema, Miguel Barbosa Huerta no se engancha en el juego. Estará el sábado como miembro del Consejo Político y de entrada informará que no quiere ser interino del interino. El senador, cuya claridad para hablar es manifiesta, sostiene que de llegar lo haría en un partido fuerte y trabajará para que, en el tiempo que el nuevo dirigente, sea quien fuere, el PRD recobre su fortaleza. Para lograrlo, propone dejar “de mirarse el obligo internamente” y hacer del partido uno de real oposición.

Estima que si se mantienen las coaliciones, el PRD irá al sepulcro. Algo que de suyo ocurre y no hay visos de que los sepultureros dejen de echar tierra para cubrir la tumba.

¿El sábado será de resurrección?