imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Este martes se reúne el Consejo Político Nacional del PRI para, dicen, elegir al sucesor de Manlio Fabio Beltrones. Un alto dirigente –no de estatura, sino de posición política- del CEN confirmó a Punto de Vista que el humo blanco saldrá el mismo martes y al término de la reunión “habemus presidente”.
¿Quién será el elegido?, le pregunté al priísta. La respuesta, entre risa y vera, me deja sorprendido: son dos los mencionados y un tercero que no se ha publicitado. ¿Quiénes son los que sí se conocen? El dirigente toma aire y responde: “Osorio Chong y Calzada Rovirosa”. ¿Y el tercero? Ahora sí viene la sorpresa acompañada de la incredulidad: “El de Turismo”. Y no me dice el nombre. ¿Pero quién más que no sea el secretario Enrique de la Madrid Cordero podría salir de esa dependencia?

Sin embargo, ninguno de los mencionados fue. Al menos así parece y el hombre que dirigirá los destinos del PRI hacia el 2018 será Enrique Ochoa Reza.

Algunos puntos no cuadraban: Osorio encabeza las preferencias entre priístas para ser el candidato presidencial en 2018. De ser elegido líder del partido no podría jugarla, porque las reformas a los estatutos lo prohíben, luego del uso y abuso que hiciera del PRI Roberto Madrazo Pintado. De José Calzada Rovirosa no se le conocen manejos partidistas. Y, se presume, lo ha hecho muy bien en Sagarpa. Quedaba, entonces, De la Madrid Cordero. Pero no fue.

Ochoa Reza no tiene aspiraciones presidenciales –no por el momento-. ¿Podrá con el paquete? Hay que concederle el privilegio de la duda. Entre los priístas, hubo desconcierto por su “destape” que nadie sabe cómo se dio.