imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Mancera tiene razón…

Cuando iniciaba abril, la entonces inexistente Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) surgió de la nada y aplicó la fase dos de contingencia ambiental, dejando a la Ciudad de México y a sus automovilistas en estado de indefensión, con el Doble Hoy No Circula. Y desde entonces, Miguel Ángel Mancera ha sido utilizado como punching bag (saco de boxeo) por la Semarnat, la CAMe y la Profepa, haciendo de la vida de los capitalinos un infierno.

De ahí su reclamo totalmente legítimo: la Ciudad de México realiza sus mediciones permanentemente, mientras que la CAMe no informa ni cómo ni cuándo las hace. Tampoco la Profepa, que reconoce no haber realizado ninguna en 20 años. “Que nos muestren sus mediciones, que nos digan cuándo y cómo las hacen. Todo parece resumirse a tiempos políticos”, dice.

Con independencia de que Mancera sienta que hay un feroz ataque a su persona para desgastarlo con rumbo al 2018, lo trascendente de su afirmación es saber de qué manera actúan las autoridades federales encargadas del medio ambiente no solo de la Megalópolis, sino de todo el país.

Centrar todo el “peso de la ley” en la Ciudad de México, y en especial en los 67 Verificentros que operan en ella, debe tener una explicación. Sin embargo, la gente que depende de don Rafael Pacchiano no la ofrece. Y es en donde surgen las dudas sobre las nuevas normas ambientales que entraron en vigor el pasado día primero. ¿Por qué la Profepa no revisó el “software” antes de las normas vigentes?

Será el sereno, pero todo apunta a la existencia de gato encerrado y no sabemos la razón.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

Twitter: @jesusmichelMx