imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Chocan PAN y PRD…

Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado, sacó la casta y desde su posición rechazó la posibilidad de que la Reforma Educativa se “eche” para atrás. Analizó que disolver privilegios siempre es complicado y provoca malestares en los líderes, pero eso es lo correcto, con lo que asegura que no es opción dar marcha atrás. “Dar marcha atrás a la Reforma Educativa, creo que no es opción para el país”. Y pidió a los legisladores que intentan o respaldan a los disidentes, que expliquen qué buscan. Poco después, Miguel Ángel Osorio Chong negó que las mesas de negociaciones con la CNTE sean para abrogar la discutida reforma.

Mientras se habla de diálogo y de mesas de trabajo, de posiciones encontradas, los centistas mantienen su postura de realizar marchas, tomar casetas de peaje, cerrar carreteras y vandalizar comercios en diversas partes del país. También se daba a conocer como “un triunfo” de la CNTE el traslado de los dirigentes sometidos a proceso del penal de alta seguridad en Hermosillo a uno de Oaxaca.

En el Senado de la República hasta el coordinador de los perredistas, Miguel Barbosa, cuestionó a los congresistas de su partido, del PT, la independiente Martha Tagle y a los diputados de Morena de anunciar los apoyos a los disidentes. Hoy será anunciada la “coalición de respaldo” y corresponderá a Alejandro Encinas informar los objetivos.

Conforme avanzan los días, la percepción ciudadana es que la CNTE “dobló” al Gobierno y que éste se está dejando acorralar, aunque Osorio Chong la rechace. Hasta ahora, la guerra mediática la ganan los profes.