imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

A bajarse…

Llegar a ser candidato para alcanzar la presidencia municipal y después ganar, es el inicio de una carrera política que puede culminar en el cargo político más elevado que se vota en México. (No se ha dado el caso, pero es una hipótesis no descartable). De ahí que el anuncio formulado por el mismísimo presidente del CEN del PRI de bajar de sus candidaturas –porque ya lo eran- a Reyes Zúñiga, Gustavo Estrella y Luis Aldape por sus probables nexos con el crimen organizado, sea una revelación.

Manlio Fabio Beltrones hizo el anuncio en Tampico, durante una reunión con la sociedad civil. “Tenemos denuncias sobre ellos, que han sido amenazados, chantajeados o comprados por la delincuencia para apoyar al candidato del PAN”, apuntó. La respuesta del dirigente del PAN, Ricardo Anaya, no se hizo esperar y calificó la acción como cínica, porque los exgobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Flores son perseguidos por la justicia por sus comprobados nexos con el crimen.

A don Ricardo se le olvida, de entrada y por lo fresco del caso, que Guillermo Padrés es investigado por “enriquecimiento inexplicable” y que un alcalde, su aliancista PRD José Luis Abarca, era el empleado de los amapoleros de Iguala.

No pretendo defender a nadie. Sin embargo, el caso de los exgobernadores no corresponde al PRI encarcelarlos, sino a los jueces que, por lo sabido hasta ahora, no han emitido orden de aprehensión en contra de ellos. Sería responsabilidad del Poder Judicial que sigan libres.

Por lo pronto, el PRI bajó a los presuntos allegados criminales. Y eso cuenta.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelmx