imagotipo

Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

¿Derecho de réplica?

Después de 8 años de estar en la congeladora, el tema cobró vigencia y en solamente 5 horas, 73 senadores aprobaron la nueva Ley de Derecho de Réplica, cuyo único objetivo es someter a los medios de comunicación a “comprobar sus informaciones” y si alguna de ellas no “satisface” al mencionado, entonces éste tiene el “derecho” de replicar lo que le venga en gana. Los congresistas aprobaron todo sin realizar Foros sobre el tema.

Ahora la minuta senatorial tendrá que ir a la Cámara de Diputados en donde podrían darse las modificaciones necesarias que no limiten el ejercicio periodístico. Llama la atención que esta ley “mordaza” abarque redes sociales, internet, portales, radio, televisión, periódicos y revistas. No se habla de difusión en libelos ni en sistemas electrónicos fuera de frecuencias concesionadas o permisionadas.

Se entiende que haya publicaciones en las que se denigra a la persona o la entidad y por tanto hay la obligación, como establecía la Ley de Imprenta, de difundir la réplica en el mismo espacio y la misma página. No se entiende que la delgada piel de los políticos y poderosos empresarios sirva para reprimir la libertad de expresión.

Habría que ser claro: la libertad es indivisible: o es libertad o no lo es.

Confiar en que los diputados escuchen a los representantes de los medios, de todos, es lo que nos queda antes de que nos cercenen los dedos, la lengua y el pensamiento. De lo contrario, como diría el de enfrente ¡que nos Dios coja confesados!