imagotipo

Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Escuchar en la voz atiplada –lo que significa la voz se vuelva del tono grave al agudo- de López Obrador afirmar que en su partido es mayoría en el Distrito Federal, y que por tanto, no permitirá que haya más impuestos; o escucharlo decir que cuando gane no habrá un solo joven sin universidad, no deja de ser, en serio y sin ánimo de molestar a sus seguidores, una actitud populista.

Le explico por qué mi razonamiento: es mayoría de las minorías en la VII Asamblea Legislativa. Como partido político, no gobierna. Entre el PRD y la chiquillada le quitaron en poder. Si todos los ajenos a su partido deciden aumentar impuestos, lo harán porque no tiene la fuerza para evitarlo. Prometer nuevas universidades para que todos los jóvenes se vuelvan profesionales, es mentira. Ahí está la Universidad de la Ciudad de México, en la que durante 12 años funcionar solamente ha producido alrededor de cien “profesionistas”, no obstante los miles, sí miles de millones de pesos que se asignaron y asignan para su operación.

Si bien el país no está en jauja tampoco se “despeñó” como lo pronosticó en tiempos pasados. No se niega que haya problemas en seguridad, empleo, reparto de la riqueza. Esa es la raíz del neoliberalismo salvaje.

Para López todo está mal hecho si no se ajusta a su forma de pensar. Hace unos días destacados personajes firmaron desplegado apoyando las candidaturas independientes. Y estalló en cólera y llamó a todos los firmantes “parte de la mafia”.

Es el mitómano por naturaleza.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

jesusmichel11@hotmail.com,

Twitter: @jesusmichelna

y en Facebook: jm-narvaez