imagotipo

¿Qué ha hecho el PRI en el Gobierno? | Acontecer político | José Luis Camacho Vargas

  • José Luis Camacho

A 103 años de que el gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza, proclamara el Plan de Guadalupe para reestablecer el orden constitucional en México.

Han transcurrido mil 213 días desde que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) asumió el Poder Ejecutivo Federal en la persona del presidente Enrique Peña Nieto, quien a base de trabajo, mucha sensibilidad y visión logró aglutinar el sentir de la ciudadanía mexicana y expresó, a través de propuestas e ideas, un plan de futuro para volver a México un país más justo, desarrollado y seguro.

Su puesta en marcha no ha sido sencilla ni mucho menos rápida, pues las inercias y resistencias han representado verdaderos obstáculos para la consecución de los objetivos planteados, pero ello no ha significado cejar en la ruta trazada, sino lo contrario, redoblar esfuerzos en la labor de diálogo, convencimiento y trabajo en equipo.

En ese ánimo es que se alcanzó el Pacto por México, foro de encuentro y negociación entre las diferentes fuerzas políticas para construir los grandes acuerdos que permitieron, en su mayoría, alcanzar trece reformas que han vuelto a accionar los engranajes institucionales para promover el desarrollo, crecimiento, procuración de justicia, transparencia, combate a la inseguridad y bienestar de la población.

Si bien aún es poco el tiempo que ha transcurrido, las ventajas de haber consensuado las reformas constitucionales y legales ya brindan frutos a la nación mexicana, pues en medio de una creciente inestabilidad internacional y pronósticos nada halagüeños para el resto de Latinoamérica, el crecimiento del país es impulsado principalmente por motores internos, lo cual ha permitido a México sortear positivamente las enturbiadas aguas de la economía internacional.

Es necesario dejar claro que desde hace 34 años, nuestra economía es interdependiente a la de otras naciones, por lo que sería incorrecto señalar que somos ajenos a lo que sucede en el exterior y que así continuaremos indefinidamente, pero lo que sí es una verdad de a kilo es que el actual Gobierno federal ha hecho lo necesario para proteger la economía familiar y atraer inversiones productivas que se traduzcan en empleo de calidad, desarrollo de nuevas áreas del conocimiento, así como el abatimiento de graves retos internos, como lo son la impunidad, la corrupción y la inseguridad.

El ambiente político se desarrolla en el marco de las instituciones públicas y las diversas expresiones sociales, religiosas, económicas, estudiantiles y laborales han encontrado en el Gobierno un ánimo sincero por dialogar, llegar a acuerdos y cumplir con la palabra dada. Si bien los conflictos no han estado ausentes a lo largo de estos tres años, la capacidad y voluntad por atenderlos tampoco. El diálogo con cada una de las fuerzas políticas ha sido fructífero y duradero.

La labor que el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos realizan de manera permanente a lo largo de los casi dos mil millones de kilómetros cuadrados del territorio nacional se caracteriza por el respeto de los derechos humanos, valentía a toda prueba y sincera vocación de servicio al pueblo de México. Los retos que ha enfrentado la milicia mexicana no han sido menores, pero la disciplina y tenacidad con que cada una de las mujeres y hombres que se encuentran en sus filas les ha permitido salir avante de cada batalla.

Sin la reforma hacendaria promovida y llevada a cabo por este Gobierno en el año 2013, las actuales condiciones económicas de nuestro país serían diametralmente distintas. Con la nada sencilla labor de inculcar entre la sociedad el pago cumplido de los impuestos, se han alcanzado niveles récord de recaudación, logrando con ello dar inicio a la despetrolización de la economía mexicana, garantizando en todo momento la permanencia de las variables macroeconómicas en un completo orden. Con una reforma hacendaria-social, se garantizó que los que ganan más paguen más, volviendo una realidad la justicia social que tanto ansiamos en México.

Hoy, el sector agropecuario mexicano muestra un crecimiento incomparable con otros sectores, gracias al esfuerzo llevado a cabo a través de un diálogo franco y abierto con cada uno de los productores, logrando crear un círculo virtuoso de crecimiento, capacidad y calidad. No cabe duda que el Gobierno mexicano está poniendo de su parte para colocar en una plataforma más alta de producción, exportación y protección al sector agropecuario.

Poniendo orden en las ciudades, se ha llevado a cabo una labor sin precedentes en nuestro país, pues impulsando el diseño de obras de infraestructura amigables con el medio ambiente, con plena conectividad y sustentables con el entorno social, la reforma urbana es el vehículo que permitirá transitar de las hoy desordenadas, peligrosas, excluyentes y contaminadas ciudades mexicanas a un futuro de orden, seguridad, inclusión y sustentabilidad.

A lo largo de 40 meses de trabajo, el PRI en el Gobierno ha demostrado tener plan y tener ruta. Así las cosas, es evidente que el Gobierno que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto ha avanzado en diversos y amplios sectores, pero aún faltan tres años, los cuales serán de una intensa actividad y de un hondo compromiso con el bienestar de las familias mexicanas. Así lo ha augurado el Presidente de la República y estoy seguro que así será.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov

/arm