imagotipo

¿Qué impulsa Beltrones? / Acontecer Político / José Luis Camacho Vargas

  • José Luis Camacho

A 192 años de que México, como nación independiente, decidiera adoptar la forma de una República representativa, popular y federal.

Tan pronto como dio inicio el 2016, cada uno de los partidos políticos se ha movilizado para poner en acción sus respectivas maquinarias electorales, para enfrentar el primer desafío que llegó con el nuevo año: la repetición de las elecciones en el Estado de Colima, de las que se refrendó la mayoría del ganador indiscutible, José Ignacio Peralta Chávez, quien en breve tomará las riendas del Gobierno estatal.

Con este resultado, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que preside Manlio Fabio Beltrones Rivera, dio inicio a su largo camino electoral de este año con el pie derecho. La unidad, disciplina y esmero siguen siendo las mejores garantías para un resultado favorable, pero no solo para ganar elecciones, sino sobre todo y tal y como lo ha dicho el sonorense, para construir propuestas serias de Gobierno, que den certidumbre a la población sobre el rumbo a seguir.

Líder del partido político nacional mejor organizado y que es Gobierno, Manlio Fabio Beltrones es un experimentado político, cuidadoso de las formas y fiel guardián de la unidad partidista, ésa que hace diferente al PRI y que le ha permitido construir las grandes alianzas políticas que han transformado a México.

Transformación que, cabe destacar, le ha permitido sortear exitosamente las aguas turbulentas de la economía internacional, marcadas por la incertidumbre del crecimiento chino y de la recuperación del dólar, por medio de la mayor atracción de inversión extranjera directa, creación sin precedentes de más empleos formales, fortalecimiento de la recaudación de impuestos frente a la caída del precio internacional del petróleo y el empoderamiento del mercado interno.

Variables todas ellas en las que ha actuado de forma directa y decidida el PRI como partido en el Gobierno, pues los legisladores federales y locales de este partido, así como sus militantes en puestos públicos y políticos, todos ellos comendados por el presidente Enrique Peña Nieto, han permitido que hoy México sea mejor que hace tres años, cuando se asumió las riendas del país.

Las decisiones que ha impulsado Manlio Fabio Beltrones desde la presidencia nacional del PRI, para la definición de las candidaturas a cada una de las elecciones para gobernador, que estarán en disputa el cinco de junio próximo, han demostrado el talento y talante del exlegislador federal, quien ha sido un factor de unidad y consenso.

Pero lejos de dejarse llevar por el canto de las sirenas, el PRI sigue trabajando arduamente no solo para presentar propuestas de proyectos eficaces y que verdaderamente solucionen los problemas de la población, sino también fortaleciendo de la mano de militantes y liderazgos regionales su estructura organizativa para llevar a cabo la siguiente transformación del PRI y con ello, contar con los elementos fundamentales para seguir cumpliéndole a México en este siglo XXI.

De ahí que en unas cuantas semanas, Beltrones Rivera convocará a toda la militancia para participar en la Asamblea Nacional XXII, que será la responsable de revisar sus documentos básicos y continuar con la transformación que exigen los mexicanos de sus partidos políticos.

Parafraseando a don Jesús Reyes Heroles, el líder tricolor tiene muy presente que una lucha política y sobre todo electoral, es para construir un proyecto de país, un proyecto de Estado.

De ahí que el líder nacional de los priístas haya puesto en marcha los “Diálogos por el Estado que queremos”, como un esfuerzo colectivo para articular las demandas ciudadanas y preparar una oferta política, con la que la población se sienta plenamente identificada y atendida por este partido político.

El reto no es menor, pero el PRI tampoco lo es, ya que siendo el partido político con el mayor padrón de México, su fortaleza, su razón de ser y su brújula es su propia militancia; aquella que trabaja permanentemente en los comités distritales, delegacionales, municipales y seccionales y defiende los postulados del PRI en cada espacio de su comunidad.

No cabe duda que el del siglo XXI, es un priísmo vivo, en movimiento y en transformación, que respira la realidad social y exhala propuestas y planteamientos de solución y concordia entre los mexicanos.

“Buscamos innovar con audacia y cambiar para fortalecernos sin exclusiones ni rupturas”, han sido las palabras del presidente nacional del PRI, quien a lo largo de su trayectoria política se ha distinguido por ser un hombre que dialoga, consensua y resuelve.
camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov