imagotipo

¿Qué plantas medicinales hay para el cáncer de próstata?

  • Salud con herbolaria: Juan Nieto Rivera

(Primera parte)
A nivel mundial, el cáncer de próstata ocupa el segundo lugar en la población masculina en edad madura, por lo regular, éste se da en países occidentales por llevar una alimentación chatarra, alta en grasas, embutidos, carnitas, refrescos, bebidas alcohólicas y el sedentarismo
(falta de ejercicio).

La cultura de la prevención es un factor muy importante; no se vale decir: “a mí no me va a pasar”, “¿cáncer de próstata? ¡Nunca!” y otras frases comunes entre los hombres, porque el día que le dan la fatal noticia los sorprende y, a veces, ya es demasiado tarde para remediarlo.

El sector salud dio las cifras de 150 mil muertes en el 2016 tan solo en la Ciudad de México; informó también que el 80 por ciento de los hombres que llega a los 60 años ya tiene síntomas de carcinoma de próstata.
El examen del antígeno prostático: la solución

Muchos hombres evitan la exploración por parte de un médico, ya que éste tiene que introducir el dedo índice para hacer un tacto rectal; pero por nuestra cultura machista e ignorante el hombre rehúye la exploración: “¡cómo voy a perder mi masculinidad!”, “¡cómo voy a dejar que el médico me explore ahí!”. Sin embargo, para tranquilidad de muchos, existe también un estudio de sangre para conocer el valor de antígenos prostáticos; con este análisis se confirmará si es positiva o negativa la presencia de cáncer en
la próstata.

El que suscribe este artículo, hace un estudio de Iridología; con esta técnica se observa el iris, que muestra la zona donde se localiza la próstata y se analiza si presenta alguna anormalidad: inflamación, crecimiento, etc. Para confirmar o erradicar sospechas, se mandará a practicar el antígeno o, lo más certero, una biopsia del tejido prostático. Y el paciente tendrá que “cooperar”, pues se introduce por el recto un aparato, el médico lo lleva a cabo aplicando previamente anestesia local. Ni hablar, algún día “tendrá que hacerlo”. Sin comentarios.
¿QUÉ SÍNTOMAS SE PRESENTAN?

Los síntomas que presentan los pacientes son: dificultad para orinar, presencia de sangre en la orina, micción interrumpida, relaciones sexuales dolorosas; el paciente siente el deseo de orinar a media noche de cinco a diez veces, según la gravedad del caso. La vejiga está llena de orina, pero tiene dificultad para vaciarla y ocasiona un goteo para la liberación del líquido y debido a la obstrucción y presión de la orina, ésta se “recicla”, regresando por los uréteres a los riñones, lo que les ocasionará daños y traerá hipertensión arterial; se presentan dolores de espalda así como erecciones frecuentes –sin ningún estímulo-, pero a la vez también impotencia sexual y eyaculación precoz.
¿DÓNDE ESTÁ LA PRÓSTATA?

Se ubica detrás del pubis y adelante del recto, se sitúa debajo de la vejiga y está alrededor del conducto de la orina; por eso, cuando la próstata se inflama “estrangula” este conducto y es cuando el paciente llega con el médico, preocupado porque no puede orinar o lo hace interrumpidamente (a pausas o goteo).

La uretra es un conducto que sirve para desechar la orina y es también el paso del líquido seminal, el cual se produce en las vesículas seminales; dentro del proceso reproductivo la próstata tiene una función importante, pues elabora un líquido que mantiene con vida a los espermatozoides y ayuda con las contracciones del pene para la eyaculación; por ello, si la próstata se daña o atrofia, la vida sexual masculina disminuirá. Con el aumento de la edad, de 60 años en adelante, es “candidato” a problemas de la próstata, como medida preventiva es necesario realizarse como rutina un antígeno prostático y este estudio nos revelará cómo está la salud de la próstata.
UNA CURACIÓN PREVENTIVA PARA LA SALUD DE LA PRÓSTATA

La curación preventiva es, antes que nada, para evitar la cirugía y esto se logra llevando a cabo los estudios siguientes: acudir al médico para que le practique el tacto rectal, pero si el paciente tiene prejuicios, solicitar un estudio de laboratorio para conocer sus valores de antígeno; acudir en ayunas y con tan solo un “piquetito” se obtendrá la muestra de sangre. En 24 horas ya está
el resultado.

Por lo pronto, consumir 10 mil unidades de vitamina A y vitamina E de mil unidades para fortalecer los delicados tejidos de la próstata, un complejo de vitaminas A, C, D y zinc. Éste último de gran importancia, pues en estudios que se hicieron en la próstata de un paciente afectado, se determinó la carencia de este mineral; y lo encontrará en la humilde pepita de calabaza. Ingerir magnesio y los famosos omegas, que los tienen los pescados de agua dulce y el salmón.

Bueno, estimado lector, el espacio se terminó, El Sol de México y su servidor agradecemos su preferencia, mil gracias y Dios los bendiga.

¡Hasta la próxima!

Continuará…

Próximo tema:

Plantas medicinales para
evitar el cáncer de próstata

Dudas, comentarios: lasabiduriadelbuho12@gmail.com, tel. 55 29 71 95