imagotipo

¿Quién pompará? | Punto de vista | Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

¡Adiós DF, bienvenida, Ciudad de México! Fue lo que escribió Miguel Ángel Mancera al ser declarada la constitucionalidad de la Reforma Política del viejo Distrito Federal, antaño respetado y hoy vilipendiado. Será por haber entrado al rango de adulto mayor. La capital del país pasa del género masculino al femenino. Como mera anécdota de lo que fue y no será.

Junto con el cambio de género, la Ciudad de México trae aparejados muchos y nuevos cambios. Uno, el de toda la papelería porque ahora sí es oficial el nombre, aunque se usó arbitrariamente; dos, modificar del sistema de cómputo para que todo salga como CDMX. Y tres, el primer zarpazo recaudatorio del nuevo nombre: el cambio de placas de los 4 millones de autos registrados.

Sin que mediara previo aviso, brotó la noticia: habrá cambio de láminas para todos los autos. Se dice que mientras se define qué se hará, todos podremos circular con los tres modelos diferentes de placas. Están las amarillas, las blancas cuyas combinaciones de letras y números llegaron al infinito y las nuevas de una letra y dos números.

Además del cuestionado sistema de fotomultas, ahora el Gobierno de la Ciudad de México implementará nuevos mecanismos para mayor control del parque vehicular capitalino.

Muy bien, sin duda. Así nadie escapará al largo brazo de la Tesorería CDMX.

Solamente dos preguntas que intenta responder don Miguel Ángel con monosílabos: ¿Cuánto costarán las nuevas láminas, las tarjetas de circulación y el refrendo que permite circular? Y… ¿quién pompará?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

/arm