imagotipo

Rafael Pacchiano representa a México en la COP21 | Acontecer Político | José Luis Camacho Vargas

  • José Luis Camacho

A 181 años del nacimiento de Ignacio Manuel Altamirano

México está más que listo para ser parte actuante de la 21a. Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2015, que tendrá lugar a partir del 30 de noviembre en París, Francia, tratándose del encuentro internacional más importante en la materia, ya que además de que participarán 195 países más la Unión Europea, delineará la hoja de ruta a seguir durante los siguientes cinco años en la lucha contra el cambio climático y el mejoramiento del medio ambiente.

Dada la magnitud de este acontecimiento, pues se espera la asistencia de 40 mil delegados y observadores, el Gobierno de François Hollande decidió suspender temporalmente el acuerdo Schengen, que permite la creación de un espacio común europeo mediante la libre circulación de personas entre los 26 países parte. De tal forma, a partir del pasado 13 de noviembre Francia restableció controles fronterizos en aras de garantizar la seguridad de los asistentes.

Uno de ellos será México, el cual estará representado por Rafael Pacchiano Alamán, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), quien ha trabajado muy de cerca con el país organizador, a fin de expresar el apoyo del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para la consecución de acuerdos de gran magnitud que frenen el deterioro de los diversos ecosistemas mundiales.

La postura que México ha expresado a través del titular de la Semarnat ha sido no solo clara y contundente, sino también viable al establecer que los diversos estados deben relacionar sus intenciones de mitigación con su capacidad real para hacerlo. Es decir, no basta con los buenos deseos, sino que éstos deben fundamentarse en la realidad nacional y corresponder con una disposición sincera de cambiar las cosas y actuar en consecuencia.

Para ello, México ha vinculado con leyes nacionales la contribución que ha expresado internacionalmente para reducir la emisión de gases tóxicos, lo cual lo dota de la credibilidad y autoridad suficientes para realizar la propuesta de contar con un mecanismo común de rendición de cuentas, que dé confianza y transparencia a los indicadores utilizados.

En tal sentido, Rafael Pacchiano adelantó que México no se escudará en el hecho de ser un país cuya economía se encuentra sustentada en el petróleo, para no comprometerse a acuerdos y sobre todo cumplirlos. Después de todo, las y los mexicanos no debemos olvidar que una parte sustancial de la Reforma Energética recién aprobada e impulsada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, contempla el decidido impulso de fuentes de energía alternativa y sustentable, lo cual ya es una realidad en las tierras duranguenses que comanda Jorge Herrera Caldera, en las que se ha instalado el huerto solar más grande del mundo con una superficie de 30 hectáreas.

Los temas que los ministros y secretarios de Medio Ambiente discutirán en esta cumbre internacional tendrán implicaciones regionales y locales para cada uno de los estados. Se trata de desafíos sobre cómo contener el cambio climático y cómo transitar hacia sociedades y economías bajas en carbono y capaces de enfrentarse a las distintas manifestaciones del cambio climático.

Previo a la realización de esta cumbre internacional, el país anfitrión ha organizado una reunión previa con la participación de 80 países. México estuvo representado por el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano, y su importancia se fundamenta en que se pavimentó el camino para los alcances de un acuerdo universal, ambicioso y jurídicamente apremiante; su equidad; las acciones concretas que deberán realizarse antes de 2020 y el financiamiento.

Durante esta reunión previa, Rafael Pacchiano destacó que ante la presencia cada vez más frecuente de fenómenos naturales extremos, como el huracán “Patricia” que tocó tierra en las costas del Pacífico mexicano, el Gobierno de México está convencido de seguir trabajando en el fortalecimiento de sus estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático.

Con paso firme y decisiones contundentes en el marco nacional e internacional, México avanza junto con el conglomerado internacional abocado a frenar el cambio climático y devolver al plantea la sustentabilidad que ha perdido a lo largo de años de derroche, exceso e irresponsabilidad, fomentando entre las diversas sociedades la toma de conciencia sobre la importancia de comprometerse con un consumo responsable de cada uno de los satisfactores de los que dispone, pues la sola existencia de una lata de refresco o de un libro ya cobró un alto costo en nuestro planeta.

En tal sentido, el titular de la Semarnat ha destacado en foros internacionales que México es un país cuya población entiende la importancia y la urgencia de hacer cambios para transitar a una economía baja en carbono, elemento imprescindible para lograr cambios verdaderos y de largo aliento que aligeren la carga que trae sobre su espalda el planeta Tierra.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov