imagotipo

Nessundorma bobos

  • Ramón Ojeda Mestre

El mensaje de Giacomo Puccini fue clarísimo en su inmortal obra de Turandot. Hombre inteligentísimo, culto y sensible, como usted, pone en labios del Emperador, padre de la princesa Turandot, la severa sentencia u orden a todos los súbditos de su dominio: que nadie se duerma. Y no me vaya usted a salir con eso de que la música de la ópera es de Puccini, pero la letra es de Adami y Simoni y que por tanto, ellos son los que insertaron esa conseja universal. Es más, tampoco me alegue usted jovencita punketa, darketa o coqueta, que en realidad la obra la dejó inconclusa Giacomo y la terminó Alfano. No viene al caso. No es tema. Se arriesgaría a que le replicara que en realidad quien influyó fue el poeta alemán Friedrich Schiller. ¿Cómo le quedó el ojo?

El punto es que el padre de la feminista y ciscada Turandot, ordena que “nadie se duerma” y eso es que lo que deberíamos de obedecer los “megalopolitanos” o con el gentilicio que mi novia nos ha endilgado: los “megabobolitanos”. Tenemos que ponernos abusados, porque los lucroteístas coludidos con el Gobierno nos quieren ver la cara, una vez más, pues ya les gustamos para sus puerquitos y nos quieren endilgar una termoeléctrica en los terrenos del basurero ilegal y descontrolado llamado Bordo Poniente, donde están ilícita y antiecológicamente acumuladas cien millones de toneladas de basura de todo jaez.

Sí, exactamente en el municipio de Nezahualcóyotl y junto al nuevo Megaaeropuerto de la CdMx (obviamente ya será, no de la pinky Ciudad de México, sino del Pinky Estado de México por su locación) y no le aludo como “Aeropuerto Internacional Benito Juárez” -pues júrelo que ese nombre no le pondrán-, ya que si no hemos logrado que regrese a Los Pinos el cuadro al óleo del más grande Mexicano de todos los tiempos, de donde el inculto, lenguaraz y zafio Vicente Fox lo sacó, mucho menos veremos en este sexenio, que se le denomine así al nouveau elephant blanc del mega aeropuerto de Norman Foster.

No me distraigan. El asunto es que,como marca la Norma federal 083 de ecología, en lugar de clausurar definitivamente,a ese tiradero repugnante y pestilente generador de fauna nociva, llamado Bordo Poniente, lleno de corrosivos, reactivos, tóxicos, inflamables y biológico-infecciosos residuos, ahora quieren seguir llevando ad aeternum basura orgánica los 365 días del año para que unos vivales hagan el negocio de estarlas quemando o exprimiendo, dizque para producir energía eléctrica “limpia”. ¿Cuál limpia, si en lugar de no generar basura, separarla y reciclarla como marca la sensatez, vamos a estar llevando miles de camiones cargados de basura agria a un tiradero hediondo y lleno de miasmas cada vez que llueve? ¿Nos ha dicho el Gobierno cuántas toneladas de gases y partículas genera al día el bordo poniente?

Se necesita ser perverso y avieso para que el Gobierno nos quiera engañar una vez más y entregar el terreno y los residuos a una empresa que va a lucrar a base de cometer un crimen ecológico de proporciones descomunales. Las experiencias internacionales son desastrosas como la de Gothenburg en Suecia, busque en Internet para que vea cómo tienen que importar basura, pues se volvieron incosteables las plantas de ese tipo. Es aberrante que donde tenemos la mayor densidad demográfica de todo el país, exactamente allí, estemos pasando con y poniendo la basura para quemarla a lo tonto. Ojalá que los de noalaincineracion.org vean esto y los de IPEN.ORG para que alerten internacionalmente sobre esta fechoría antiambiental que intentan los insaciables.
rojedamestre@yahoo.com