imagotipo

Razón de Estado

  • Joaquín Narro Lobo

  • Joaquin R. Narro lobo
  • Las escalas previas al arribo al poder

La semana que apenas concluye, aunque breve por el puente del 15 de septiembre, fue rica en noticias políticas y en especulaciones sobre el futuro del país. La salida de Tomás Zerón, de la Agencia de Investigación Criminal, la instalación de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, la discusión de lo que será la glosa del Cuarto Informe de Gobierno, la llegada del primero de siete gobernadores panistas tras el triunfo de este partido en las pasadas elecciones locales, los primeros reacomodos en los equipos de trabajo de dos secretarios de Estado recién llegados, el desmentido de The Guardian de su más reciente reportaje, por falso, sobre el presidente Peña Nieto y los bienes de su esposa, la vorágine de análisis respecto de la sucesión presidencial consignados en distintas columnas políticas, así como el señalamiento de distintos columnistas sobre la necesidad de cejar en el debilitamiento de la institución presidencial, son algunos de los principales hechos de la pasada semana.

¡Vaya semana tan intensa para haber sido tan corta! Pareciera que de aquí en adelante -considerando el fin de la presente administración como unidad de medida de tiempo para la sociedad mexicana- las semanas serán cada vez más intensas y cargadas de noticias que pretendan comenzar a perfilar el destino político-electoral del país. Como nunca antes, la sucesión se ha adelantado y, a pesar de la rigidez de las leyes electorales que pretenden regular hasta la libertad de prensa, la gran mayoría de los partidos políticos se encuentran en franca lucha por el posicionamiento de sus distintos candidatos. Sin embargo, vale la pena detenernos a analizar algunas de las paradas obligadas previas a la elección presidencial de 2018.

Amén de poder incorporar otras más durante los próximos meses, consideramos que las seis escalas previas a la jornada electoral de 2018 son las siguientes: 1) las elecciones de gobernador en tres entidades federativas, con especial énfasis en la del Estado de México; 2) los cambios en el gabinete y el apuntalamiento del equipo de trabajo del presidente Peña, de cara a las postrimerías de su Gobierno y al inicio de la campaña presidencial; 3) la conformación de alianzas electorales en lo nacional y en las entidades que también habrán de vivir elecciones locales; 4) la selección formal de los candidatos presidenciales; 5) la designación de candidatos a gobernador, diputados locales y presidentes municipales en distintas entidades federativas, 6) así como la conformación de listas de aspirantes al Congreso federal, esto es, diputados y senadores.

En nuestras próximas entregas haremos un brevísimo análisis sobre los aspectos más relevantes y generales de cada una de las seis paradas que hemos señalado, dejando espacio para una reflexión más profunda y a mayor detalle a lo largo de los próximos meses. Aquellos que hoy sienten que la Presidencia de la República está al alcance de sus manos y no son capaces de detenerse a mirar las escalas previas al arribo al poder, es probable que no alcancen el destino que han imaginado.
*joaquin.narro@gmail.com Twitter @JoaquinNarro