imagotipo

Razón de Estado

  • Joaquín Narro Lobo

  • Joaquín R. Narro Lobo
  • La ignorancia como causa del odio y la violencia

Apenas la semana pasada referíamos el surgimiento de una cultura de odio y su máxima expresión en las redes sociales, y la realidad vino a confirmar la teoría. No habían pasado ni un par de horas de haber enviado mi colaboración semanal en Organización Editorial Mexicana, cuando empezaban a llegar –a través de Twitter y Facebook– rumores sobre una agresión sufrida por la senadora por el Partido del Trabajo y ex deportista olímpica, la sonorense Ana Gabriela Guevara.

Los rumores de aquél domingo pronto se convirtieron en noticia y al poco tiempo un boletín de prensa confirmaba que, tras un incidente de tránsito en la autopista Toluca- México, Guevara Espinoza había sido golpeada por varios sujetos. Después de haber sido intervenida quirúrgicamente, y con una ostensible inflamación del rostro, la Senadora ofreció una conferencia de prensa en la que detalló información que previamente había adelantado en la que proporcionaba modelo y placas del vehículo del que varios pasajeros habían descendido para golpearla e incluso patearla en el piso.

Por si esto no fuera suficiente, el odio, la ignorancia y el resentimiento volvieron a hacerse presentes en las redes sociales para agredir a Ana Gabriela Guevara por su condición como mujer. “No es por ofender pero si yo la viera arriba de una moto también pensaría que es hombre y no por el casco, sino porque está bien tabla (sic)”, “A Ana Gabriela la golpearon porque la confundieron con un hombre”, “Ana Gabriela es un hombre rudo y luchón va a salir adelante de la agresión (sic)”, o “La agresión a Ana Gabriela nos deja una enseñanza, si estás fea y manejas una moto, pensarán que eres un hombre (sic)”.

A la violencia física ejercida en contra de Guevara siguió la burla y sorna de aquellos a los que se les olvida su condición como persona y la dignidad que ello entraña. Al margen de la profunda discriminación expresada por quienes denotan una enorme ignorancia, las burlas realizadas demuestran un dejo de justificación de la violencia en contra de una política, pero sobre todo de una mujer. ¡Ese es el México en el que vivimos y en el que nos estamos hundiendo no por culpa exclusiva de cánceres como la corrupción o la impunidad, sino sobre todo por males como la ignorancia, el odio y el resentimiento!

A Ana Gabriela Guevara la agredieron cuatro personas que consideraron que, tras un percance automovilístico, lo lógico es bajar del vehículo y golpear a la persona con la que sufrieron dicho incidente. A Ana Gabriela la agredieron cientos de personas a las que les pareció gracioso hacer mofa de las características físicas de los demás. A la sociedad nos está golpeando esta nueva cultura del odio y la violencia cuyo único argumento radica en la intolerancia a lo distinto, desprecio a lo ajeno e incomprensión a lo desconocido. Ignorancia, a fin de cuentas.

Sí, la corrupción y la impunidad nos están aniquilando como sociedad por la inoperancia de las instituciones y la desidia de los gobernantes, pero la ignorancia, el odio y la violencia cada día nos vuelven más horda y menos sociedad, más bestias y menos humanos.

*joaquin.narro@gmail.com

Twitter @JoaquinNarro