imagotipo

Razonamientos/ Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Oportunismo político, sin duda. Reclamos válidos, absolutamente. Exigencias de transparencia, necesarias. Tiempo de aprovechar la coyuntura para que el Gobierno federal muestre y demuestra que la corrupción tiene un freno, aunque sea de mano y no aire.

Razonar si Humberto Moreira debe ser enjuiciado en México, tiene su motivo. Aquí fue señalado, que no acusado formalmente, de desviar fondos, de endeudar Coahuila para cuatro generaciones de sus habitantes, de no rendir cuentas, de ser artífice en la creación de empresas fantasma y de participar con y en el crimen organizado. Ninguna de ellas ha sido comprobada y en la Procuraduría General de la República se afirma sin vergüenza alguna, que no hay investigaciones en contra del exgobernador.

Es tema, sin embargo, escala y con velocidad de atleta de alto rendimiento. Pasa ya de ser el aprehendido en España y encarcelado sin derecho a fianza, al reclamo y sustentado en los señalamientos del que fuera secretario de Hacienda en su momento, Ernesto Cordero, de que el Gobierno de Coahuila falseó documentos para obtener créditos bancarios garantizados con las participaciones federales. Delicado que no se escuche al ahora senador solamente por ser de un partido de oposición.

El Gobierno de la República tiene la oportunidad de frenar las especulaciones y dar a luz pública las razones habidas para no imputar a quien, desde la óptica de las oposiciones y de la opinión pública, es responsable de cuando menos malversación de fondos.

¿La aprovechará o la perderá? Simples razonamientos.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

jesusmichel11@hotmail.com