imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

LEGO es una empresa y marca de juguetes danesa reconocida principalmente por sus bloques de plástico interconectables. Fundada en 1932 por Ole Kirk Christiansen, hasta 1949, LEGO se dedicó casi exclusivamente a producir juguetes de madera. El nombre LEGO es abreviatura de dos palabras danesas, leg (Juega Bonito) Entre sus marcas y líneas de juguetes, se encuentran Bionicle, Exo-Force, LEGO Mindstorms, LEGO Hero Factory además de numerosos acuerdos con las marcas comerciales de las franquicias de StarWars, Harry Potter, Indiana Jones y Speed Racer, entre otras. Existen también motores, engranajes, luces, cajas de sonido y cámaras disponibles para ser usados con otros componentes LEGO. Existen incluso piezas que pueden ser programadas con un ordenador personal para desempeñar procedimientos complejos. Por otra parte, el Grupo Lego gestiona parques temáticos bajo su marca Legoland en Dinamarca (Legoland Billund, inaugurada en 1968), el Reino Unido (Legoland Windsor), Alemania (Legoland Deutschland) y en los Estados Unidos (Legoland California y Legoland Florida). Asimismo, existen Legoland Discovery Centres en Alemania (Berlíny Duisburg), Estados Unidos (Schaumburg) y Reino Unido (Mánchester). El LEGO no fue siempre el sistema de bloques plásticos que es hoy. Sus humildes orígenes surgieron en el taller de Ole Kirk Christiansen, un carpintero pobre de Billund, Dinamarca. Su innovador negocio familiar crecería hasta convertirse en una de las compañías de juguetes más respetadas del mundo, siendo ahora dirigida por Kjeld Kirk Kristiansen, nieto del fundador. El 28 de enero de 1918, Ole Kirk Christiansen abrió un negocio de carpintería en Billund, y se ganó la vida construyendo casas y muebles para granjeros de la región con la ayuda de un pequeño equipo de aprendices. Su taller se quemó en 1924. Christiansen tomó el desastre como la oportunidad de construir un taller mayor, y se dedicó a ampliar su negocio. Intentando encontrar formas de minimizar sus costos de producción, Christiansen comenzó a producir versiones en miniatura de sus productos como ayuda de diseño. Sus escaleras en miniatura y tablas de planchar fueron las que lo inspiraron a producir juguetes. En 1932, tras la muerte de su esposa Kristine, Ole Kirk Kristiansen se vio en la necesidad de sacar adelante a sus cuatro hijos Karl Georg, Godtfred, Johannes y Kjeld. La desgracia familiar estaba precedida por la quiebra de su primer negocio, una carpintería que se dedicaba mayormente a la fabricación de muebles de madera. Con el material que aún conservaba en su taller, comenzó a fabricar juguetes de madera que luego vendía con la ayuda de su hijo Godtfred Kirk Kristiansen. “Solo lo mejor es suficientemente bueno”, era el lema bajo el que Kristiansen producía patos, camiones y aviones de madera, piezas de gran calidad que, aunque eran bien apreciadas por los consumidores, no lograban venderse en grandes cantidades. Dos años más tarde, Kristiansen se hizo consciente de la necesidad de otorgarle una identidad a su compañía, a fin de conseguir mejores resultados en las ventas, por lo que consideró necesario buscarle un buen nombre. Tras experimentar con distintas ideas, finalmente eligió las primeras dos letras de las palabras danesas leg y godt, que significan “jugar bien”, dando como resultado la palabra «lego». En 1946, durante una feria industrial en Copenhague, Kristiansen encontró un pequeño bloque de plástico producido por una máquina moldeadora. Tanto el incendio que había sufrido su fábrica en 1942, y que lo había obligado a reconstruir el negocio, como el potencial que vio en las figuras de plástico, lo motivaron a adquirir dicha tecnología. Aunque no abandonó la producción de madera (que de hecho continuaría hasta 1960), la llegada de la máquina moldeadora de plástico
significó un gran avance para la empresa.