imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

En una estatua, dependiendo de cómo estén colocadas las patas de un caballo el significado cambia. Si una estatua de una persona a caballo tiene dos patas en el aire, la persona murió en combate. Si el caballo tiene una de las patas frontales en el aire, la persona murió de heridas recibidas en combate. Si el caballo tiene las cuatro patas en el suelo, la persona murió de causas naturales. Las estatuas ecuestres no son más que la representación de hombres montados a caballo y se lleva haciendo desde la antigüedad este tipo de homenaje. Depende del contexto sociohistórico, a veces encontramos que están restringidos a ciertas clases, como por ejemplo militares en la Roma republicana o a monarcas en la Alemania del siglo XIX. Hasta aquí no hay mucho que objetar. Es bien conocida entre la gente cierta simbología atribuida a estas estatuas, concretamente, a la posición de las patas de los caballos. Seguro que tú también has oído que si el animal está erguido sobre sus patas traseras dejando las delanteras en el aire quiere decir que su jinete murió en combate, es decir, en alguna batalla. Si es solo una pata del caballo la que está suspendida en el aire significa que el jinete murió por heridas recibidas durante un combate. Sin embargo, si las cuatro patas del caballo reposan todas en la superficie, parece ser que el deceso de su jinete se produce por cualquier otra causa, desde muertes pacíficas durante la senectud a fulminantes ataques al corazón o ignominiosas enfermedades venéreas. Según la simbología popular, Felipe III debería haber muerto de heridas derivadas de una batalla. Aunque la anécdota que circula sobre su muerte no está verificada, el rey murió al contraer la erisipela, que se caracteriza por una fiebre alta. Supuestamente, el brasero le estaba dando un calor inmenso, pero la persona encargada de moverlo de sitio no estaba presente y como en la corte la etiqueta era tan importante, el rey se estaba asando sin que nada pudiera evitarlo. El malestar general y los sudores favorecieron la aparición de esas fiebres agudas, pero seguro que había otros factores y habría muerto próximamente con o sin brasero. Este es el rey de la novela y película homónima “El rey pasmado”. Aunque se dice de él que era poco espabilado, lo cierto es que fue el regente durante el período de más esplendor cultural en España: el siglo de oro.
Su estatua Ecuestre en Madrid está representada conun caballo con las dos patas delanteras en el aire. Esto significa que murió en batalla. El caballo no refleja la realidad, pues este rey murió de disentería y es un paso a la otra vida muy poco heroico. Y, sin embargo, aquí está esta egregia figura que lleva a pensar que probablemente falleció durante un combate. La Estatua ecuestre de Carlos IV (mejor conocida como “El Caballito”) es una estatua de bronce creada en honor al rey Carlos IV de España. Fue diseñada por el escultor y arquitecto Manuel Tolsá y se encuentra en la plaza que lleva el nombre de su autor en el Centro Histórico de la Ciudad de México. La iniciativa del proyecto perteneció a Miguel de la Grúa Talamanca, Marqués de Branciforte, quien era Virrey de laNueva España. Una vez que se obtuvo el permiso para el monumento, se nombraron responsables de la obra y se puso en marcha su construcción. Para tal fin, se limpió la Plaza Mayor (hoy el Zócalo) y se colocó una balaustrada elíptica con cuatro rejas de acceso. El pedestal para la estatua fue inaugurado con grandes festejos populares y corridas de toros el 8 de diciembre de1796. Sobre éste fue colocado una estatua provisional de madera y estuco dorado, que también representaba al monarca español. El caballo fue fundido y vaciado en dos secciones bajo la supervisión de Tolsá, director de la Academia de San Carlos. Se requirieron 450 quintales (o quizá 600; un quintal= 46 kilogramos) de bronce y esto se llevó a cabo en el área cercana al templo de San Pedro y San Pablo. Para la montura, el escultor usó como modelo un equino perteneciente al marqués del Jaral del Berrio llamado Tambor. Luego de ser pulido y cincelado fue llevado a su lugar designado y se inauguró el 9 de diciembre de 1803. Las celebraciones y corridas se repitieron con gran júbilo. El barón Alexander von Humboldt estuvo presente en la develación. En su opinión y para éste género, la estatua hecha por Tolsá es solamente inferior a la ecuestre de Marco Aurelio en Roma. La estatua pesa ocho toneladas y es la segunda estatua de bronce fundido más grande del mundo. En 1821, con motivo del sentimiento antiespañol manifiesto por la Independencia de México, y del deseo de poner otro monumento en su lugar.

Preguntas

-¿Cuántas vértebras tiene la columna vertebral del ser humano?

-¿Quién dio a Aquiles un flechazo en su talón?

Respuestas anteriores

-R: El fuego fue el primer descubrimiento importante del hombre prehistórico.

-R: Irak es el país árabe ocupa la región de Mesopotamia.

carlosdurongarcia@gmail.com