imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

El Eurotúnel es un túnel ferroviario, abierto el 6 de mayo de 1994, que cruza el canal de la Mancha, uniendo Francia con el Reino Unido. Es una importante infraestructura del transporte internacional. Su travesía se puede hacer o bien en coche (por el “Shuttle”) o en tren Eurostar y dura aproximadamente 35 minutos entre Coquelles (ciudad de Calais) en Francia, y Folkestone en el Reino Unido. Es el tercer túnel más largo del mundo, solo sobrepasado por el túnel Seikan y por el túnel del San Gotardo, y el que tiene el tramo submarino más largo del mundo. El túnel es explotado por la empresa franco-británica Eurotunnel. En 2013 alcanzó un volumen de facturación de 1090 millones de euros, sobrepasando por primera vez la cifra de 1mil millones. El servicio ferroviario por el Eurotúnel tiene dos variantes: el Eurostar, para pasajeros, y el Shuttle, que transporta camiones, automóviles y motos. Tiene una longitud de 50.5 kilómetros, 39 de ellos submarinos, lo que le hace el segundo túnel submarino más largo del mundo, con una profundidad media de 40 metros, detrás del Túnel Seikan, cuya longitud es de 53 kilómetros, a 240 metros de profundidad. Está formado por tres galerías: Dos túneles de 7.6 metros de diámetro reservados para el transporte ferroviario, uno de ida y otro de vuelta. Una galería de servicios de 4.8 metros, preparada para la circulación de vehículos eléctricos. Estas tres galerías están unidas cada 375 metros por otras galerías transversales de auxilio y mantenimiento que permiten que haya una corriente de aire para disminuir la presión, evitando así la propagación del humo en caso de incendio, así como la resistencia aerodinámica al cruce de los trenes que circulan a 140 kilómetros/h. El tren de alta velocidad Eurostar tarda dos horas y 20 minutos para ir de Londres a París, y una hora y 57 minutos de Londres a Bruselas. Las mercancías se desplazan en un tren en vez de ser transportadas por camiones o ferris a través del Canal, lo cual está sujeto a condiciones meteorológicas adversas u otros factores. Los automovilistas entran en los trenes de transbordo y pueden permanecer en sus vehículos o pasear mientras cruzan el túnel. Los camioneros meten el camión en los vagones, y un minibus les traslada al vagón club, donde tienen asientos y un servicio de catering. Las máquinas tuneladoras utilizadas para excavar el túnel fueron construidas por franceses y británicos. Con una forma cilíndrica, la máquina tuneladora lleva varias cuchillas («dientes») montadas en su parte frontal. Los dientes están hechos de un metal extremadamente duro y al girar van penetrando en el terreno, creando el espacio para que la máquina pueda seguir avanzando. La perforadora empleada en el Eurotúnel tenía 8.78 metros de diámetro y 200 metros de longitud, con un peso total de 11 mil toneladas. Es capaz de penetrar en muchos tipos de terrenos, desde los blandos a los rocosos, avanzando 20 kilómetros sin interrupción. La creación de túneles requiere una sólida comprensión de la geología y la selección de los mejores estratos de roca a través del cual hacer el túnel. Las características del túnel de la Mancha incluyen: Tiza en los acantilados a ambos lados del canal que contiene fallas importantes. Cuatro estratos geológicos, sedimentos marinos previstos 90-100 con tiza en superior y medio por encima de la tiza más baja ligeramente permeable y finalmente impermeables y un estrato arenoso. una capa de tiza azul (en francés, craie bleue) en el tercio inferior más bajo pareció presentar el mejor medio de hacer túneles. La tiza es todavía relativamente de fácil excavación con fuerza permitiendo un mínimo apoyo y tiene un contenido de arcilla de 30-40 por ciento que proporciona impermeabilidad al agua subterránea. Varios son los incidentes de esta naturaleza que han ocurrido en el Eurotúnel. Desde su inauguración se han producido cuatro incendios: El primero ocurrió en noviembre de 1996, cuando un camión se incendió provocando el corte del túnel durante varios meses. El segundo de ellos tuvo lugar en agosto de 2006, por el mismo motivo, pero esta vez sin causar daño alguno.