imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

La esclavitud, como institución jurídica, es una situación por la cual una persona (el esclavo) es propiedad de otra (el amo); es una forma particular de relaciones de producción, característica de un determinado nivel de desarrollo de las fuerzas productivas en la
evolución de la economía.

La esclavitud se remonta a la Edad Antigua, aunque no de forma equivalente en todas las civilizaciones.
ANTECEDENTES

Parece que su origen histórico proviene de la práctica de aprovechar como mano de obra a los cautivos en las guerras, como alternativa a otra posibilidad también usual: sacrificarlos. También fue la suerte de algunos pueblos conquistados. Otra vía para llegar a la condición de esclavo era la esclavitud por deudas o apremio individual.

El florecimiento cultural de la Atenas de Pericleso de la Roma clásica estaba fundamentado en una economía basada en la fuerza de trabajo esclava. Aristóteles sostuvo que la esclavitud es un fenómeno natural. Con la transición del esclavismo al feudalismo, a partir de la crisis del siglo III, la mayor parte de la fuerza de trabajo ya no era esclava. No obstante, la esclavitud no desapareció, y se mantuvo como una condición social más o menos marginal, según las zonas, durante toda la Edad Media y toda la Edad Moderna, renovándose su utilización masiva durante la colonización de América.
ANTIESCLAVITUD

El movimiento antiesclavista se desarrolló a partir de finales del siglo XVIII, culminando con la abolición de la esclavitud en la mayor parte de los países del mundo, no sin fuertes resistencias (como la Guerra de Secesión en Estados Unidos).

El Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición se celebra el 23 de agosto, mientras que el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud se celebra el 2 de diciembre.

Los tratados internacionales contemporáneos (Convención sobre la Esclavitud, 1926) recogen la prohibición de la esclavitud, que se considera como un crimen contra la humanidad. No obstante, sigue existiendo arraigada culturalmente en determinados países (India, Sudán, Mauritania) y ha reaparecido en otros bajo ciertas condiciones excepcionales, como es el caso de la mano de obra infantil esclava en el Sudeste asiático o determinados tipos de prostitución en todo el mundo.

Desde la antigüedad, la historia del pensamiento político y social había aceptado de forma natural la esclavitud como uno de los aspectos del sistema social. A pesar de la entrada en vigor de la Convención sobre la Esclavitud y de estar “oficialmente prohibida” en casi todos los países, la esclavitud sigue existiendo en gran escala, tanto en sus formas tradicionales como en
forma de “nueva esclavitud”.
ACTUALIDAD

Según un estudio publicado en el año 2000 podría haber unos 27 millones de esclavos en todo el mundo. En el estudio publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2012 se estima en cerca de 20.9 millones, esto es, tres de cada mil personas en el mundo son víctimas de trabajo forzado. Uno de los países que mantienen la esclavitud y la protegen es Mauritania, contra el Gobierno se han alzado varias
voces en 2005.

Asimismo en muchos lugares del mundo siguen existiendo zonas donde hay gran cantidad de personas viviendo en un régimen de esclavitud similar a los de la antigüedad. Sobre todo en zonas donde las administraciones prácticamente no existen, no llegan fácilmente o no se oponen y luchan contra ella debido a la corrupción de los funcionarios que deben controlarla, como en la Selva Amazónica, por ejemplo.

Según el Departamento de Estado de Estados Unidos, en la actualidad existen entre 90 mil y 300 mil personas esclavas en Sudán. Estos esclavos, hoy por hoy, son comprados y vendidos en unos modernos
mercados de esclavos.

En 1989, una mujer o un niño de la tribu Dinka costaba unos 90 dólares. Varios meses después, el precio cayó hasta los 15 dólares, ya que la oferta era muy superior. Se les obliga a cambiar su religión y a convertirse al Islam, se les cambian sus nombres por otros nombres árabes y son forzados a hablar una lengua que no
conocen.

 

ORGANIZACIONES DE COMBATE A LA ESCLAVITUD

La organización humanitaria Christian Solidarity International lleva, desde 1995, comprando esclavos para liberarlos, pagando 50 dólares por cada uno. Los ingresos anuales de los traficantes y esclavizadores de personas se estimaron en 2004 en un rango que va desde 55 mil millones de dólares hasta 99 mil millones y esto es una cifra escandalosamente alta.

Las personas que sufren esclavitud viven en condiciones precarias y es conveniente una mejora. Como consecuencia de la naturaleza ilegal del tráfico y diferencias en la metodología, la extensión exacta de la industria es desconocida.

De acuerdo con el Departamento de Estado De Estados Unidos, se “estima que entre 600 mil y 820 mil hombres, mujeres y niños [son] traficados a través de fronteras internacionales cada año, siendo aproximadamente el 70 por ciento mujeres y niñas y el 50 por ciento menores de edad. Los datos también ilustran que la mayor parte de las víctimas internacionales son tratadas para explotarlas sexualmente”. No obstante, continúan afirmando que “la alarmante esclavización de personas con el objeto de su explotación laboral, normalmente en sus propios países, es una forma de tráfico humano que puede ser difícil de rastrear desde lejos”.