imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

  • Carlos Durón

Las Columnas de Hércules fueron un elemento legendario de origen mitológico, situado en el estrecho de Gibraltar.

Era el límite del mundo conocido por los griegos hasta que, según el historiador griego Heródoto, Coleo de Samos lo atravesó en torno al siglo VII antes de Cristo- El fin del ecúmene (Imperio romano) hacia el oeste estaba marcado por el Promontorio Sacro donde se apreciaba la puesta de Sol en el Océano.

Dicho promontorio se situaba probablemente en Galicia. Sin embargo, las Columnas de Hércules sí que fueron un límite entre el exterior y el interior de la cuenca del Mediterráneo y, hasta 1492, se desconocía la existencia de un continente más al oeste de este mar, por lo que se ha relacionado a las Columnas con la frase latina Non Terrae Plus Ultra (no hay tierra más allá) y con el Plus Ultra (más allá) en el siglo XVI, en referencia a los dominios hispánicos más allá de este punto.

ESTELAS DE HERACLES

El nombre más antiguo que con seguridad alude a las mismas partes de los griegos, quienes las denominaron “Estelas de Heracles” y que los romanos después llamaron Columnas Herculis, o sea, Columnas de Hércules. La columna norte (antiguo Kalpe o Calpe ) es identificada con el peñón de Gibraltar (426 m).

La identidad de la columna sur (antiguamente Ábila o Abila ) ha sido disputada a través de la historia, siendo los dos candidatos más probables el monte Hacho (204 m) en Ceuta (España) y el monte Musa (851 m) en Marruecos.

El mito de Hércules se cuenta de maneras ligeramente diferentes. En un arrebato de locura Heracles (Hércules) había matado a sus hijos. Recobrada la razón, el Oráculo de Delfos le había indicado que para purificarse, debería estar al servicio del rey de Tirinto, Euristeo, durante doce años.

DOCE TAREAS

Euristeo enviaba a Hércules a lugares cada vez más remotos para cumplir con las tareas encomendadas. Su décimo trabajo fue ir a buscar el ganado de Gerión, también referido como Geríones.

Heracles tuvo que viajar a los confines occidentales, hasta la isla de Eritea que pertenecía al hoy desaparecido archipiélago de las Gadeiras, en la actual bahía de Cádiz (España).

Allí, un perro de dos cabezas emparentado con Cerbero y la Hidra guardaba los bueyes. Gerión era nieto de Medusa e hijo del guerrero Crisaor. Geríones tenía dos piernas, pero de cintura para arriba tenía tres troncos, seis brazos y tres cabezas.

El trabajo consistía en derrotar a ese monstruo, coger los bueyes y traerlos a Micenas.

En su viaje hacia el oeste Heracles atravesó el norte de Libia, donde venció al gigante Anteo, hijo de Gea y Poseidón. Heracles tomó prestada la Copa de Helios para navegar sobre el océano y llegar a la tierra de Gerión, la isla de Eritea, que, según Herodoto, es un enclave que se encontraba cerca de Gadeira.

MITO DESPUÉS DE GRECIA

El monarca Carlos I de España incorporó como elemento exterior el símbolo de las columnas en su escudo de armas. El rey, gran humanista interesado en la cultura y las artes, accedió a la sugerencia de un médico y consejero suyo, Luigi Marliano, a incorporar las columnas con la divisa Plus Ultra.

Probablemente esta sugerencia le fue realizada en el XVIII Capítulo (reunión) de la Orden del Toisón de Oro celebrada en Bruselas en 1516.

Este elemento heráldico ha permanecido con mayor o menor presencia en el curso de los sucesivos monarcas, aunque en la actualidad no aparecen en el escudo del Rey de España, sí lo hacen en el escudo de España.

Las columnas de Hércules aparecieron también como símbolo heráldico de las Indias del Imperio español. El 14 de julio de 1523 por Cédula Real, el Rey Carlos I de España y V de Alemania, concedió Escudo de Armas a la Villa Rica de la Veracruz, en México, primer Ayuntamiento de América. Dicho escudo contiene las columnas de Hércules y la leyenda “Plus Ultra”.

Hacia el siglo XVII algunas monedas americanas mostraban en adverso dos columnas coronadas sobre ondas marinas. En el siglo XVIII el símbolo evoluciona y representaba dos columnas coronadas (corona real) rodeando dos mundos, montadas de una corona real, y situadas sobre una isla o roca saliente de ondas marinas.

La ceca de Ciudad de México convino, en 1754, a cambiar la corona real de la columna a la siniestra del símbolo por una corona imperial. En la misma ceca el adverso de las monedas de reales de a ocho permaneció hasta 1772, durante el reinado de Carlos III.

La rica villa imperial de Potosí incorporó las columnas y el lema Plus Ultra en tres ocasiones desde su fundación en su escudo de armas, como la mayor fuente de riqueza argentífera de las colonias y en honores a su pujante desarrollo durante la colonia.

Posteriormente, el rey José I de España (José Bonaparte), diseñó su escudo siguiendo el modelo de anteriores monarcas, aunque cuartelándolo en seis cuarteles, en el que aparte de los tradicionales de Castilla, León, Aragón, incorporaba el de Navarra, el de Granada y el de Indias.

Preguntas

– ¿Cuál es el archipiélago más grande del mundo?

– ¿Cuál es el río más largo de México?

Respuestas

-R: Dom Perignon fue el monje francés que inventó la Champaña.

-R: Atahualpa fue el último soberano inca.

carlosdurongarcia@gmail.com