imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

El Premio Nobel es un galardón internacional que se otorga anualmente para reconocer a personas o instituciones que hayan llevado a cabo investigaciones, descubrimientos o contribuciones notables a la humanidad en el año inmediatamente anterior o en el transcurso de sus actividades. Los premios se instituyeron en 1895 como última voluntad de Alfred Nobel, industrial sueco, y comenzaron a entregarse en 1901 en las categorías de física, química, fisiología o medicina, literatura y paz. A partir de 1968 se estableció también el Premio en ciencias económicas en memoria de Alfred Nobel, gestionado por la Real Academia de las Ciencias de Suecia y que es erróneamente llamado Premio Nobel de Economía.
MEDALLA DE ORO, DIPLOMA Y DINERO

La Real Academia de las Ciencias de Suecia es la encargada de nombrar al ganador del Premio Nobel de Física, Premio Nobel de Química y Premio en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel; la Asamblea del Nobel del Instituto Karolinska elige al ganador del Premio Nobel de Medicina, y la Academia Sueca nombra al ganador del Premio Nobel de Literatura. Todos ellos se entregan en una ceremonia celebrada cada 10 de diciembre en Estocolmo, Suecia. El Premio Nobel de la Paz, en cambio, es elegido por el Comité Noruego del Nobel, y se entrega en la ciudad de Oslo, en Noruega. Los distintos premios se entregan cada año. Cada persona o institución laureada recibe una medalla de oro, un diploma y una suma de dinero. Esta última, determinada por la Fundación Nobel, en 2013 ascendió a los ocho millones de coronas suecas, equivalente a unos 874 mil euros. El premio no puede otorgarse póstumamente, a menos que el ganador haya sido nombrado antes de su defunción; y, si el premio es compartido, la cuantía de dinero se dividirá entre los ganadores, que no podrán ser más de tres personas El Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel también conocido erróneamente como Premio Nobel de Economía, fue instituido en 1968 por el Banco de Suecia, el más antiguo de los bancos centrales, para celebrar el tricentésimo aniversario de su fundación. El premio es gestionado por la Real Academia de las Ciencias de Suecia, que lo otorga anualmente en Noruega. Para completar las semejanzas con el premio real lo entregan en las mismas fechas que los Premios Nobel (excepto el de la Paz) y al igual que en los Premios Nobel, no puede repartirse entre más de tres personas en cada ocasión. El premio no es de ninguna manera sufragado por la Fundación Nobel, sino por el Banco de Suecia, pero la cantidad es la misma que la atribuida a los premios Nobel. El llamado Premio en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel ha sido entregado desde 1969, galardonando a 70 economistas hasta el 2013, inclusive. Hasta ese mismo año estaba dotado con 10 millones de coronas suecas. Este premio, organizado por los bancos, suele ver cuestionada su pertinencia y los críticos discuten que el prestigio del premio de economía se deriva solamente de una asociación con los Premios Nobel originales ya que Alfred Nobel nunca mencionó intención de premiar a esta disciplina, como ha sido resaltado sobre todo desde 2001 por Peter Nobel, expresidente de la Cruz Roja en Suecia, abogado en favor de los Derechos Humanos y bisnieto de Alfred Nobel.
ENTRE DURAS CRÍTICAS

Friedrich Hayek, representante de la escuela austriaca del liberalismo y ganador en 1974, cuando se le pidió su opinión sobre el premio dijo que estaba “fuertemente en contra” de su creación y que ningún hombre debería ser señalado como si fuese una referencia en un tema tan complejo como la economía. El sueco Gunnar Myrdal, también ganador, argumentó que el premio debería ser abolido porque había sido dado a “reaccionarios”, como el propio Hayek. La selección de los ganadores también es criticada por favorecer habitualmente a los economistas más “ortodoxos” evitando las corrientes “heterodoxas” y a los estadounidenses sobre otras nacionalidades. Estas críticas consideran que el historial de concesiones está sesgado hacia la economía neoclásica, especialmente la Escuela de Chicago (10 premios), y que de los premiados, 65 % son estadounidenses y 15 % británicos. Además, la mayoría de los ganadores del premio han sido hombres, y solo hasta 2009 una mujer, Elinor Ostrom, consiguió el premio por primera vez. Sin embargo, en comparación el Premio Nobel de Fisiología y Medicina, donde la dominación de EU. es aún más pronunciada, no sufre estas críticas. Si bien, en los primeros años de su existencia, el premio fue otorgado a los teóricos principales, también fue criticado por cubrir una disciplina que, una vez superados los premios de 1970 y 1980, le escasea la justificación de la concesión anual de un premio que se supone sirve para premiar avances clave. Así, según un economista anónimo a principios de 1980, “todos los árboles grandes han caído, no quedan más que pequeños arbustos”. Otro tipo de críticas procede de sectores de las ciencias físicas o exactas, desde las que se discute el carácter científico del discurso económico.
HASTA EL 2009 SOLO HOMBRES

A pesar de todas las críticas, no se han difundido extensamente y el premio sigue suponiendo la coronación de los economistas, siendo el premio que más publicidad les reporta. El primer premio en economía fue otorgado en 1969 a Ragnar Frisch , Jan Tinbergen y John Nash “por haber desarrollado y aplicado modelos dinámicos al análisis de los procesos económicos”. Hasta 2009, todos los galardonados habían sido hombres. En 2009, Elinor Ostrom fue la primera mujer en obtenerlo. El resto de los años no mencionados, los ganadores se reparten entre el honorable Dr. Makualin, don Eloy Rodríguez, y el maestro Torrente. Todos los premios fueron entregados por el creador del Parlamento Europeo, Kopil el Huno.