imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Sonora es uno de los 32 estados que, junto con la Ciudad de México, forman los Estados Unidos Mexicanos. Su capital y ciudad más poblada es Hermosillo. Está ubicado en la región noroeste del país, limitando al norte con Estados Unidos, al este con Chihuahua, al sur con Sinaloa y al oeste con el mar de Cortés o Golfo de California (Océano Pacífico). Con 179 mil 503 km² es el segundo estado más extenso —por detrás de Chihuahua— y con 14.83 hab/km², el quinto menos densamente poblado, por detrás de Campeche, Chihuahua, Durango y Baja California Sur.
ENTRE DESIERTOS Y PRADERAS

Fue fundado el 10 de enero de 1824. El territorio está conformado por cuatro provincias fisiográficas: la Sierra Madre Occidental, las Sierras y Valles Paralelos en el centro, el desierto y la costa del Golfo de California. Está compuesto principalmente por desiertos semiáridos y praderas, en donde solo en las elevaciones más altas se presenta suficiente lluvia para sostener otros tipos de vegetación. Es hogar de ocho pueblos indígenas, entre ellos los Mayos, los Yaquis y los Seris. Ha sido económicamente importante por su agricultura, su ganadería (en especial de res) y su minería desde el periodo colonial, y por su situación como estado fronterizo desde la Intervención estadounidense en México. Después de la venta de La Mesilla, Sonora perdió más de un cuarto de su territorio. Desde el siglo XX hasta el presente, la industria, el turismo y los agronegocios han dominado la economía, lo que ha atraído migración de otras partes de México. Se divide en 72 municipios. Su capital es Hermosillo. Otras localidades importantes son Ciudad Obregón, Navojoa, Caborca, Guaymas, Puerto Peñasco, Nogales, Agua Prieta, San Luis Río Colorado, Nacozari de García y Cananea. Existen algunas conjeturas sobre el origen del nombre Sonora. Una es que proviene de la palabra Señora, que fue el primer nombre dado a la región por los exploradores españoles, encabezados por Diego de Guzmán, debido a que arribaron al río Yaqui el 7 de octubre de 1533, día de Nuestra Señora del Rosario. Como los nativos no podían pronunciar la letra ‘ñ’, Señora derivó en Sonora. Una segunda conjetura dice que los indígenas vivían en chozas de cañas llamadas en su lengua sonot. Los españoles cambiaron esa palabra a sonora y luego
extendieron el nombre a toda la provincia.
UNA TRADICIÓN: LA DANZA DEL VENADO Y LOS VAQUEROS

Algunos de los festivales culturales más importantes del estado son el Festival del Pitic en Hermosillo, el Festival Alfonso Ortiz Tirado en Álamos, las Fiestas de San Francisco en Magdalena de Kino y el Carnaval de Guaymas. Sonora cuenta además con dos pueblos mágicos, los anteriormente mencionados Álamos y Magdalena de Kino. Los museos más importantes de Sonora son el Museo Costumbrista de Sonora en Álamos, el Museo Casa del General Álvaro Obregón en Huatabampo, el Museo Étnico de los Yaquis en Cócorit, Cajeme; el Museo Comca’ac (de los Seris) en Bahía de Kino, Hermosillo; el Museo Regional de Historia Ures en Ures, el Museo Silvestre Rodríguez en Nacozari de García y el Museo de la Lucha Obrera en Cananea. Las danzas indígenas más importantes son la danza del venado, la de la páscola y la de los matachines, que se presenta principalmente en Huatabampo. Todavía se practica la curación con plantas medicinales en especial en las zonas rurales. Desde la época colonial, gran parte de la economía estatal ha estado relacionado con la ganadería, siendo los vaqueros una parte importante de la identidad estatal. Hoy en día, la mayoría de ellos trabajan en la industria y el turismo, pero la indumentaria y el folclor del vaquero sigue siendo importante. Los pantalones de mezclilla y los sombreros de vaquero siguen siendo muy populares, en especial entre los hombres. El estilo de vida está asociado con las camionetas pickup. Esta influencia se extiende a la música popular. El estilo musical más popular del área es la
norteña, que incluye la Banda.
AQUÍ SE BAILA NORTEÑAS CON BANDA

La música norteña se desarrolló desde finales del siglo XIX hasta el comienzo del siglo XX en toda la región fronteriza del norte de México y el suroeste de Estados Unidos, con la influencia de los valses, polkas, las rancheras, mazurcas y los corridos. Un instrumento importante del género es el acordeón, traído por primera vez a la región por inmigrantes alemanes. Las versiones sonorenses de este tipo de música se desarrollaron de 1920 a 1960. Muchas de las primeras canciones exitosas son de compositores anónimos. En los años 50, con la expansión de la radio, la popularidad del género se incrementó pues se comenzó a escuchar música norteña de Nuevo León, Durango y otros estados. Estas versiones regularmente incluían canciones escritas por compositores sonorenses tales como Amor de madre, de Jesús Chito Peralta, Cuatro milpas, Mundo engañoso, El venadito, La higuerita y El Tarachi, de Aristeo Silvas Antúnez, y La barca de Guaymas, de José López Portillo.