imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Sonido 13 es un nombre simbólico dado por el compositor y teórico mexicano Julián Carrillo (1875-1965) al método de empleo de microtonos de su propia invención. Los microtonos son las unidades de una escala musical no tradicional, cuya magnitud es menor al semitono, por ejemplo, el que suena entre un do y un do sostenido, o un si y un si bemol. La primera composición de Carrillo en demostración de sus teorías fue Preludio a Colón. n un texto publicado por Carrillo en la revista Marcha, poco después de su muerte, el teórico potosino publicó lo siguiente: El sonido 13, en el sentido literal de la palabra, fue el primero que rompió el ciclo clásico de los doce sonidos existentes, a la distancia de un dieciseisavo de tono (que fueron los intervalos logrados por mí en mi experimento entre las notas sol y la de la cuarta cuerda del violín), y cuya constante matemática es 1.0072; pero ahora, sonido 13 es un nombre que abarca el total de mi revolución, que ha conquistado en su desarrollo una multiplicidad de intervalos musicales jamás soñados; que ha inventado y construido nuevos instrumentos que han sido tocados en conciertos en los centros más linajudos, tanto en Europa como en América, y que, además ha planteado una reforma total de las teorías clásicas tanto de música como de física musical; que ha escrito los libros técnicos para su desarrollo, inventando un nuevo sistema de escritura. La primera vez que Carrillo emprendió una investigación sobre el fenómeno microtonal fue en 1895, cuando intentó comprobar las teorías que eran impartidas en el Conservatorio Nacional de Música de México por el profesor de acústica Francisco Ortega y Fonseca. El enorme mérito técnico e intelectual de Carrillo en el desarrollo del sonido 13, fue haber creado una familia de pianos, arpas y otros instrumentos, capaces de hacer sonar intervalos equivalentes a cuartos, quintos, sextos, séptimos… hasta dieciseisavos de tono. Asimismo, Carrillo escribió numerosos métodos y textos de divulgación con su teoría, lo mismo que compuso abundante música bajo estos preceptos. Actualmente obras compuestas a partir de los postulados del sonido 13, de compositores posteriores a Julián Carrillo, siguen interpretándose en teatros y salas de concierto de España, Alemania, Bélgica, Francia, México, los Países Bajos y Suiza, entre otros países. Fue el primer sistema musical que rompió con el ciclo clásico de los 12 sonidos existentes y por ello lleva el nombre “Sonido 13”, que corresponde al número siguiente en nuevos sonidos. Julián Carrillo, el autor de ésta teoría, logro dividir el tono en 16 intervalos exactos, logrados en su experimento de 1895, posteriormente llegó a percibir hasta 128 intervalos en un solo tono, es decir, 128avos de tono. Carrillo al descubrir que un tono puede dividirse en 16 intervalos o más, abrió el infinito a la conquista de sonidos y de escalas en la música descubiertas por el ser humano. Muchos estudiosos y teóricos de la música, así como fabricantes de instrumentos se dedicaron a realizar reformas tanto a pianos, arpas, flautas así como a guitarras con las que podían tocar hasta dieciseisavos de tono, es decir microtonalidades. Este sistema ha revolucionado la música moderna y resuelto los errores históricos de la música. Utilizar únicamente 12 vibraciones en una octava es forzar demasiado las posibilidades de la música. El Sonido 13 crea un antecedente de las libertades que la música de vanguardia y la del futuro habrá de tomar para sus composiciones, teorías, estudios, escalas, sistemas y cualquier manifestación que tenga que ver con la música. Los primeros cinco sonidos musicales, con los cuales se forma la escala pentafónica, fueron usados en China hace cerca de cinco mil años. Esta escala es llamada por algunos autores como “escala china” y está compuesta por los sonidos Do Re Fa Sol La.

PREGUNTAS:

-¿Qué país será la sede del Mundial de Futbol 2018?

-¿Cómo se llama la aleación del hierro con el carbono?

Respuestas del anterior:

– R: 17 años vivió Marco Polo en China como huésped de Kublai Kan.

– R: Lázaro Cárdenas dio asilo a 40 mil refugiados españoles.

carlosdurongarcia@gmail.com