imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Mayab es nombre original de Yucatán en idioma maya. Ma’ya’ab, en lengua maya significa: pocos, no muchos (ma, que significa negación y ya’ab, muchos). En términos toponímicos sería el lugar donde hay poca gente o de gente escogida. La enciclopedia Yucatán en el tiempo, coincide con la versión de que Mayab es el nombre original maya de la región peninsular que hoy se conoce como Yucatán y ofrece la referencia del reconocido diccionario de Juan Pío Pérez. Así se llamó, antes de la conquista por los españoles, el territorio que hoy se denomina península de Yucatán ubicado en la parte oriental de México. Fue un reducto territorial en el que se desarrolló, probablemente por más de un milenio, el pueblo y la cultura maya y que fue llamado por los propios mayas, Mayab. La historia del Mayab es la historia antigua de Yucatán, sin que esto deba confundirse con la más larga historia de la civilización maya, ya que ésta emigró hacia la península de Yucatán, en el norte de sus viejos territorios originales, solamente a partir del denominado periodo clásico, desarrollándose a plenitud en ese territorio peninsular -para después declinar- en el periodo posclásico, a partir del año 900, hasta antes del siglo  XVI. Lo anterior no significa que, como ha quedado arqueológicamente demostrado, no haya habido tránsito de grupos mayas provenientes principalmente del Petén en épocas anteriores al periodo clásico, esto es, en el periodo preclásico. En efecto, antes del clásico se dieron diversos asentamientos del pueblo maya en el norte de la península de Yucatán, pero no solo no fueron tan importantes numéricamente hablando, sino que culturalmente no representaron lo que se dio a partir de la llegada de los Chanes encabezados por prohombres como Holón Chan (halachuinik) y Zamná (sacerdote) en el siglo VI. Según el historiador Juan Francisco Molina Solís, los chanes, después llamados itzaes, se establecieron en Bacalar, hoy Quintana Roo, Estado oriental de México, “durante la primera bajada, o bajada pequeña del oriente, que mencionan las crónicas” hacia el año 320 DC. Dos siglos después, hacia el año 525 DC comenzaron a emigrar hacia el poniente de la península para establecerse primero en Chichén Itzá, y después fundar otras populosas ciudades: Izamal, T’Hó (hoy Mérida), Motul, Champotón. El nombre Yucatán asignado a la península se originó durante las primeras exploraciones de los conquistadores. Son fidedignas las versiones que coinciden en que este nombre habría resultado de una confusión entre los habitantes mayas y los primeros exploradores españoles hacia 1517: Según una de ellas todo fue consecuencia de que un explorador hispano interpelando a un indígena maya quiso saber el nombre de la región. El indígena probablemente le respondió Ma’anaatikkat’ann que en idioma maya yucateco significa no entiendo tu hablar o no te comprendo. También se dice que los españoles dieron el nombre de Yucatán a la región, porque los mayas contestaban a sus preguntas con la frase uh yukat’ann, que en maya significa oye como hablan, y los españoles entendieron Yucatán. Otras versiones indican que Yucatán proviene del maya Ci u t’ann, que significa no entiendo. En cualquier caso los hispanos entendían algo parecido al vocablo Yucatán que hoy denomina e esta región peninsular y al Estado mexicano del mismo nombre. Es probable que el primer narrador de la versión del “no te entiendo” fuera fray Toribio de Benavente Motolinía, que al final del capítulo 8 del Tratado III de su Historia de los indios de la Nueva España dice: “porque hablando con aquellos Indios de aquella costa, a lo que los españoles preguntaban los Indios respondían: “Tectetán, Tectetán”, que quiere decir: “No te entiendo, no te entiendo”: los cristianos corrompieron el vocablo, y no entendiendo lo que los Indios decían, dijeron: “Yucatán se llama esta tierra”; y lo mismo fue en un cabo que allí hacía la tierra, al cual también llamaron cabo de Cotoch; y Cotoch en aquella lengua quiere decir casa”. Bernal Díaz del Castillo en su Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España, afirma que “Yucatán” quiere decir “tierra de yucas” planta que era cultivada por los mayas y que constituía un importante complemento alimenticio para ellos. (Wikipedia).