imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

El hombre de La Mancha surgió primero como una obra de texto escrita por Dale Wasserman para el programa de televisión DuPont Show of the Month, emitido por la cadena CBS entre 1957 y 1961. La compañía DuPont, patrocinadora del programa, exigió un cambio de título alegando que el público estadunidense no estaba familiarizado con la región española de La Mancha, así que finalmente la obra se llamó Yo, Don Quijote. Protagonizada por Lee J. Cobb como Cervantes/Quijote, Colleen Dewhurst como Aldonza y Eli Wallach como Sancho Panza, Yo, Don Quijote fue televisada en vivo el 9 de noviembre de 1959, siendo vista por unos veinte millones de espectadores. Desafortunadamente, debido a que la grabación en vídeo aún no estaba lo bastante desarrollada por aquel entonces, no se conserva ninguna copia de la emisión. Algunos años después y tras un intento fallido de llevar Yo, Don Quijote a los escenarios de Broadway, el director Albert Marre se puso en contacto con Wasserman y le propuso convertir su obra en un musical. Wasserman aceptó el encargo y Mitch Leigh fue contratado para componer la partitura. Las letras de las canciones le fueron encomendadas al poeta W. H. Auden, pero su propuesta era demasiado mordaz e hiriente con el público burgués, así que finalmente fue Joe Darion quien se ocupó de escribirlas. Las orquestaciones corrieron a cargo de Carlyle W. Hall, quien potenció las secciones de viento y percusión, evitando el uso de instrumentos de cuerda más allá de un contrabajo y algunas guitarras flamencas. En un principio se pensó en el actor Rex Harrison para protagonizar el espectáculo, pero tuvo que ser descartado en favor de Richard Kiley, ya que su tesitura de voz no era la adecuada para el exigente doble papel de Cervantes/Quijote. La puesta en escena original se caracterizó por su minimalismo, con un único decorado sugiriendo una prisión española. El resto de localizaciones fueron recreadas a través de distintos juegos de luces y elementos de utilería, apelando a la imaginación del espectador. En producciones posteriores, sin embargo, se han incorporado escenografías más complejas. Antes de su llegada a Broadway, El hombre de La Mancha debutó a modo de prueba en la Goodspeed Opera House de East Haddam, Connecticut, donde se representó entre el 28 de junio y el 14 de agosto de 1965, protagonizado por el mismo elenco que después iría a Nueva York. El estreno oficial neoyorquino tuvo lugar el 22 de noviembre de 1965 en el desaparecido ANTA Washington Square Theatre, con funciones previas desde el 30 de octubre y un reparto encabezado por Richard Kiley como Cervantes/Quijote, Joan Diener como Aldonza, Irving Jacobson como Sancho Panza, Ray Middleton como Ventero, Robert Rounseville como Cura, Jon Cypher como Bachiller Carrasco, Mimi Turque como Antonia, Eleanore Knapp como Ama de llaves y Gino Conforti como Barbero. El equipo creativo estuvo formado por Albert Marre en la dirección, Jack Cole en la coreografía, Howard Bay en el diseño de escenografía, vestuario e iluminación, Patton Campbell también en el diseño de vestuario y Neil Warner en la dirección musical. Durante el tiempo que permaneció en cartel, la producción tuvo cuatro hogares diferentes: el ANTA Washington Square Theatre entre el 22 de noviembre de 1965 y el 18 de marzo de 1968, el Martin Beck Theatre (actual Al Hirschfeld Theatre) entre el 20 de marzo de 1968 y el 1 de marzo de 1971, el Eden Theatre entre el 3 de marzo y el 24 de mayo de 1971, y el Mark Hellinger Theatre entre el 26 de mayo y el 26 de junio de 1971, realizando un total de 2.328 funciones regulares y 21 previas. Tras la marcha de Richard Kiley, muchos otros intérpretes pasaron por la compañía para ponerse en la piel de Don Quijote, incluyendo a David Atkinson, Jack Dabdoub, Claudio Brook, John Cullum, José Ferrer, Laurence Guittard, Hal Holbrook, David Holliday, Somegoro Ichikawa, Keith Michell, Gideon Singer, Charles West y Bob Wright. En la edición de los premios Tony de 1966, El hombre de La Mancha fue reconocido en las categorías de mejor musical, mejor actor principal, mejor dirección, mejor música original y mejor diseño de escenografía. El debut en México tuvo lugar el 19 de febrero de 1969 en el Teatro Manolo Fábregas de Ciudad de México, de la mano del productor Lew Riley. Kati Mistral, quien ya había protagonizado el espectáculo en España y Argentina, volvió a ponerse en la piel de Aldonza por tercera vez, acompañada de Claudio Brook como Cervantes/Quijote, Óscar Pulido como Sancho Panza, Gustavo Castellanos como Ventero, Marco Antonio Saldaña como Cura, Ángel Casarín como Bachiller Carrasco, Graciela Saavedra como Antonia, Olga Enríquez como Ama de llaves y
Enrique Fuentes como Barbero.