imagotipo

Recopilaciones / Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

El Museo de la Biodiversidad o BioMuseo es un museo de historia natural que se en encuentra en la ciudad de Panamá. El mismo está emplazado en el edificio conocido como Puente de Vida, diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry. Ubicada en la Calzada de Amador, esta es la primera obra diseñada por Gehry para América Latina y en su diseño se utilizó la misma tecnología usada en el famoso “Nido” de pájaro de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. La construcción de este complejo edificio comenzó en 2006. Tras haber sido paralizada en varias ocasiones, en septiembre de 2009 había alcanzado un avance del 75 por ciento.3 El museo abrió sus puertas, el 2 de octubre del año 2014. El Biomuseo está ubicado en la Calzada de Amador, también conocido como el Causeway, el cual queda situado en la entrada sur del Canal de Panamá. Se puede llegar tomando un transporte selectivo (taxi) o un transporte colectivo (Metrobús) y el trayecto desde la Ciudad de Panamá toma unos 15 minutos. El Museo de la Biodiversidad, Panamá: el Puente de la Vida, es la primera obra de Frank Gehry en América Latina. Es un edificio del siglo XXII, la tecnología de diseño es la misma que se usó para construir el famoso “Nido” que hemos visto en las olimpiadas de Beijing. El programa que se utiliza para construir el edificio es el Digital Project, desarrollado por Gehry Technologies. a construcción de esta joya arquitectónica, la primera obra de Gehry en Latinoamérica, estuvo paralizada por casi dos años por problemas de financiamiento y por eso su apertura fue reprogramada en varias ocasiones. Inicialmente estaba prevista para 2008. La obra se paralizó a finales de 2004, cuando el Banco Nacional de Panamá [BNP] interrumpió los desembolsos del crédito que había concedido originalmente, de 40 millones de dólares. Como ese préstamo iba a aumentar el saldo de la deuda pública y el déficit fiscal, la administración de Martín Torrijos resolvió limitarlo a 17 millones de dólares y el resto debió ser gestionado con la banca privada. La Fundación Amador consiguió un crédito sindicalizado de 30 millones de dólares, con la participación de Banistmo, Banco General, Banco Continental, Global Bank y Cuscatlán. Gracias a eso, los trabajos pudieron reactivarse en 2006. El Gobierno cedió a la Fundación Amador unos lotes de terreno de Amador, valorados en 80 millones de dólares, para que pudieran usarse como garantía de los créditos comprometidos. Con ese dinero, según Roberto Eisenmann, directivo de la FA, cancelarán el préstamo de la banca privada y con los 17 millones de dólares que les otorgó el BNP se financiará la terminación de la obra y se creará un fondo para la administración del museo. (Este modelo dará al Estado panameño un museo de categoría mundial sin costo alguno en dinero), destacó. La tecnología que se usó para diseñar este edificio es la misma que se utilizó para construir el “Nido”, el principal estadio de las olimpiadas de Beijing 2008. La transferencia de conocimiento y tecnologías de ingeniería, diseño, arquitectura y construcción, así como la experiencia ganada por el personal a todos los niveles, es asombrosa. (Carpinteros que están haciendo formaletas inclinadas, reforzadores que instalan acero en mallas curvas tridimensionales, armadores y soldadores que forman figuras impresionantemente complejas, ingenieros que crean secuencias sin precedentes de construcción, son solo algunos ejemplos de ello), explicó César Kiamco, gerente de construcción del museo. El Museo de la Biodiversidad es un edificio del siglo XXII. La tecnología de diseño es la misma que se usó para construir el famoso “Nido” que hemos visto en las olimpiadas de Beijing. El programa que se utiliza para construir el edificio es el Digital Project, desarrollado por Gehry Technologies. Su predecesor, el Catia de Dassault Systems, es un programa para el diseño de aeronaves y autos que fue adaptado a la arquitectura y construcción por Frank Gehry. Probablemente en el siglo XXII muchos más edificios se construyan con esa metodología. Hasta ahora los obreros panameños que construyen el museo estaban acostumbrados a una tecnología de mediados del siglo XX. En muy poco tiempo les ha tocado dar un salto de siglo y medio. Para nosotros, los ingenieros, el salto ha sido un poco menor, aunque en cierta forma es tan significativo como el de Saladino. Sin embargo, creo que estamos demostrando que podemos enfrentar el reto con bastante eficiencia. El autor es ingeniero y ha participado en la construcción del museo.

Preguntas

-¿Qué religiones prohíben a sus seguidores comer carne de puerco?

-¿Qué presidente mexicano nacionalizó la industria eléctrica?

Respuestas anteriores

-R: Fernando VII fue el monarca español que sucedió en trono a Carlos IV.

-R: En Ajaccio, Córcega (Francia), nació Napoleón Bonaparte.

carlosdurongarcia@gmail.com