imagotipo

Recopilaciones | Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Catalogado como uno de los sitios más siniestros del planeta, el aeropuerto de Denver se erige como una especie de sombrío santuario repleto de simbologías ocultas desdobladas a través de murales, placas conmemorativas, esculturas, y una distribución espacial basada en la figura de la swástica. El explícito ocultismo que envuelve al Denver International Airport parece un claro mensaje de grupos de poder que se rigen en base al Nuevo Orden Mundial, los protocolos masónicos, y una serie de tormentosas profecías. Por lo anterior, este lugar va mucho más allá que un simple aeropuerto con evidente mal gusto decorativo sino que, desconcertantemente, encarna una especie de catedral del ocultismo New Age. Cada detalle del espacio parece que fue meticulosamente planeado y su costo rebasó los cuatro mil 800 millones de dólares, es decir tres mil millones más de lo que estaba originalmente calculado. El de Denver es el aeropuerto más grande de Estados Unidos ya que fue construido, en 1995, sobre un área de 34 mil acres. Además del extraño lenguaje icónico que contiene, durante su edificación se registraron múltiples anomalías que estimulan las sospechas en torno a este espacio. Aparentemente, para evitar que un grupo externo dimensionará por completo el espacio, diversas constructoras fueron contratadas para resolver áreas específicas del edificio. Es decir, nadie tuvo acceso a los planos completos del lugar. Durante su construcción se removieron más de 110 millones de yardas cúbicas de tierra, algo que excede por mucho a las mayores construcciones del mundo y lo cual sugiere que se desarrolló un espacio subterráneo de dimensiones gigantescas al cual no se tiene acceso. Lo que está confirmado es que cuenta con enormes túneles, por los cuales pueden transitar camiones de carga, y que extrañamente están en desuso. Al llegar a esta obscura catedral te recibe una colosal escultura de un caballo azul, con las venas resaltadas y unos ojos diabólicos que por la noche se iluminan con un rojo intenso. Por si no fuese suficiente la maligna presencia de este apocalíptico equino de 32 pies, al parecer la entidad ya cobró una vida: la de su creador. Durante su instalación un pedazo de la escultura se desprendió, golpeando fatalmente al escultor Luis Jiménez. Situada en un espacio denominado “Great Hall” (el mismo término que utilizan los masones para el punto de reunión dentro de una logia) se encuentra una placa marcada con diversos símbolos masónicos. También se incluyen inscripciones, aparentemente en braile, y en el texto escrito se lee “New World Airport Commission” en una clara alusión al Nuevo Orden Mundial. Supuestamente debajo de esta placa se encuentra enterrada una cápsula del tiempo, que contiene diversos objetos “representativos”, y que deberá ser abierta en 2094. Abarcando cuatro grandes muros del aeropuerto, el artista Leo Tanguma plasmó una serie de murales que supuestamente representan la paz, la armonía, y la naturaleza. Sin embargo, al observarlos, difícilmente vendrán a la mente estas ideas. Tanguma es un pintor cuya obra generalmente se alinea con el Chicano Art Style, sin embargo alguna vez declaró que para realizar estos murales recibió instrucciones precisas y 100 mil dólares. Posteriormente se retractó de estas afirmaciones y ha evitado comentar la curiosa simbología impresa en esta obra. A pesar de su lindo título la imagen central de este mural es un grupo de niños visiblemente tristes, rodeados de especies presumiblemente extintas, y con un bosque y una ciudad en llamas al fondo. Analizando detalladamente esta obra se puede observar que uno de los niños sostiene en sus manos una estela maya que representa el fin del mundo. Curiosamente la ciudad que arde al fondo ha sido retocada o modificada repetidamente, lo cual sugiere su importancia en la composición, como si se tratara de representar diversas concentraciones urbanas envueltas en un extraño proceso de destrucción (muestran un halo multicolor que las envuelve, quizá planteando un escenario atormentado por armas bioquímicas).

PREGUNTAS:

-¿Cuál fue la ciudad principal de los Olmecas?

-¿De qué país era originaria la Madre Teresa de Calcuta?

Respuestas del anterior:

-R: Mahoma escribió El Corán.

-R: En la novena sinfonía de Beethoven se incluyó el Himno a la Alegría.

carlosdurongarcia@gmail.com

/arm