imagotipo

Recopilaciones / Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

En el año de 1700 Chinameca era un rancho donde había un pequeño trapiche, propiedad de Felipe Cayetano de Cárdenas. Ciento ochenta años después este mismo sitio era conocido como Rancho Nuevo y pertenecía al municipio de Ayala, en el distrito de Morelos, hoy Cuautla. Siete años más tarde Rancho Nuevo era un poblado de 37 habitantes, con terrenos que se habían asignado a los ex combatientes de la guerra de intervención francesa y de la revolución de Tuxtepec. El hacendado Vicente Alonso Simón, que había tenido una época de prosperidad en sus haciendas de Hospital y Calderón, en el año de 1896 comenzó a comprar enormes extensiones de terrenos en comunidades vecinas de Rancho Nuevo, en las colonias Zaragoza, Hidalgo y Juárez. Los terrenos de lo que hoy es Chinameca fueron adquiridos por don Vicente Alonso en 1899 y fue ésta la mayor de sus propiedades, situada en una amplia zona que abarcaba Zacapalco, El Limón, Santa Rita, Santa Cruz, La Mezquitera, La Era, Nexpa, Cuaxtitlan, Pala, Los Hornos, Chimalacan, Ajuchitán, Huautla, Rancho Viejo y San José de Vázquez. El hacendado, que en 1882 había publicado artículos sobre la siembra de la caña y su industrialización, era un hombre que poseía dotes intelectuales y que además se había casado con Julia Pagaza, hermana de otro hacendado que tenía algunos terrenos por la zona de Jojutla. El mismo año en que adquirió sus propiedades en Chinameca, don Vicente ordenó la construcción de un enorme canal para irrigar sus tierras, obra que se llevó más de cinco años. La Hacienda de Chinameca contaba entonces con los terrenos vecinos comprados tres años antes, con más de 35 mil ha de tierras quebradas, abundantes de cerros y barrancas, atravesada por el río Cuautla, y los magníficos llanos de Chinameca, Amatepec y el de Hornos. Inicialmente la idea fue levantar una hacienda de cría de ganado, pero de inmediato don Vicente se decidió por el cultivo de arroz, en vista de los buenos resultados que obtuvo. El edificio que hoy conocemos de la Hacienda de Chinameca fue mandado construir en 1906. El proyecto estuvo a cargo de León Salinas, quien venía de terminar las obras de un ramal del ferrocarril interoceánico México-Puebla. Lo primero que hizo fue la construcción de la casa habitación y las bodegas, así como las bases para la instalación de la fábrica y la chimenea. Don León Salinas se llevó a Chinameca a un especialista en hornos y chimeneas, el fogonero Felipe Neri, oriundo de Cuernavaca. Don León aseguraba que la comisión de trasladar las rayas de los trabajadores se la dio al mismo Emiliano Zapata, quien las traía desde Cuautla, y que a pesar de que nunca supo cómo lo hacía, jamás le faltó un solo centavo. Nunca supo qué caminos tomaba para su seguridad, pero el dinero siempre estuvo a tiempo. A finales de 1906 por el ramal de ferrocarril que iba desde Huichila hasta Chinameca llegaron las más modernas maquinarias de la época para la producción de azúcar. Instaladas rápidamente, ese año se hizo una zafra de tanteo. La primera zafra de Chinameca produjo casi media tonelada de miel y una tonelada de azúcar. Para esta época era ya la hacienda con mayor extensión de tierra en Morelos, con sus 64 mil 486 hectáreas, aunque de riego solo tenía 638 y 25 de zona urbana.  Desde 1909, con la llegada de Pablo Escandón al Gobierno de la entidad morelense, también hacendado y miembro del partido de los científicos, se llevó una política de opresión y consolidación del régimen hacendario. El “me vendes o le compro a tu viuda” fue una táctica corriente para despojar de sus tierras a los campesinos. La gente de los pueblos se encontraba inerme, sus dirigentes y abogados se hallaban en la cárcel o estaban escondidos en los montes a causa de sus simpatías por Patricio Leyva, candidato que había contendido contra Escandón por el Gobierno del Estado.

Preguntas

-¿Qué países integran la América Septentrional?

-¿Qué es un sicario?

Respuestas anteriores

-R: Sápido es el antónimo
de insípido.

-R: En el Mar de las Antillas se encuentran Trinidad
y Tobago.

carlosdurongarcia@gmail.com