imagotipo

Recopilaciones | Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

El Cristo Glorioso de Chiapas también como lo conocen Cristo de Copoya es una obra artística monumental. El proyecto, con casi 20 años de preparación, fue llevado a cabo en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en México es la nueva identidad de la moderna capital del Estado de Chiapas. Tiene una altura de 64 m de altura con su pedestal; comparándola con la Estatua de la Libertad sin pedestal, es dos metros más alta, por los 48 por 46 metros con respecto del monumento neoyorquino. La idea original del Cristo de Copoya o Cristo de Chiapas fue concebida por Monseñor Felipe Aguirre Franco, entonces Obispo de la Diócesis de Tuxtla (actualmente Arquidiócesis) quien en 1982 junto con el 1er. Obispo de dicha Diócesis Monseñor Trinidad Sepúlveda en 1982 remodelaron y ampliaron la Catedral de San Marcos en Tuxtla Gutiérrez con el decidido apoyo del entonces gobernador Juan Sabines Gutiérrez, dejándola prácticamente como nueva. Antes de retirarse de su adorada Diócesis Monseñor Felipe Aguirre promovió la idea de hacer un enorme Cristo en la punta del cerro Mactumatzá al sur de Tuxtla Gutiérrez, sin embargo, el costo de los terrenos, además de su alto costo económico, lo era también la inviabilidad del terreno, la orografía, las antenas de telecomunicaciones y la reserva ecológica, no permitieron obtener los terrenos, permisos, ni hacer la obra. A finales de 2001 el Obispo Aguirre Franco, formó un patronato encabezado por Mario Narváez David y juntos buscaron a autoridades para promover al Cristo que sería “vigía de la fé” de los habitantes de la capital de Chiapas, sin embargo no tuvieron éxito y el Obispo Aguirre Franco en el 2001 se convirtió en Arzobispo de la Arquidiócesis de Acapulco, sin ver realizado su sueño de la construcción del enorme Cristo, y después de una emotiva despedida. La Diócesis de Tuxtla estuvo a cargo del Obispo y posteriormente Arzobispo Rogelio Cabrera López, quien mantuvo vivo el proyecto de tan importante obra.La Diócesis hizo la solicitud de los terrenos para edificar dicha obra, encontrando eco en el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, siendo presidente municipal Juan Sabines Guerrero que con la aprobación por unanimidad del cabildo donó en 2005 los terrenos donde actualmente está edificado el Cristo de Chiapas, en el Ejido El Jobo y poblado de Copoya. Los terrenos que donó el Ayuntamiento en el ejido El Jobo y poblado de Copoya cumplieron con las características necesarias para edificar esa obra. Poco antes, el poblado de Copoya y los ejidatarios de El Jobo tenían una relación ríspida con el ayuntamiento encabezado por Victoria Rincón que pretendió, sin éxito, hacer un relleno sanitario en dicho ejido, por lo que el ayuntamiento presidido por Juan Sabines, optó por hacer el relleno sanitario en el mismo terreno en donde se ubicaba el tiradero a cielo abierto de Tuxtla desde 1993 para no impactar ambientalmente otra área y se comprometió con los ejidatarios y pobladores de Copoya a que en vez de basura, llevaría la obra del Cristo más grande del mundo, que se volvería en un símbolo de identidad de la Ciudad, en vez de la desaparecida, “Fuente Mactumatzá” y que sería detonante económico de la región, además de otras obras de beneficio para la comunidad, tanto el ejido El Jobo, los pobladores de Copoya y la Diócesis de Tuxtla recibieron con beneplácito la propuesta. En 2007 se formalizó el Patronato del Cristo de Copoya, hoy Cristo de Chiapas, por Monseñor Rogelio Cabrera, para entonces ya Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez y ante el gobernador de Chiapas 2006-2012, la presidenta honoraria del Patronato fue María Isabel Aguilera de Sabines, y vocales los empresarios Mario Narváez David, Felipe Granda Pastrana, Karina Guadarrama de Pariente entre otros. En un inicio se lanzó la campaña ponle las manos al Cristo para recaudar fondos, e iniciar así la obra física del Cristo con el diseño arquitectónico de un gran escultor chiapaneco Gabriel Gallegos. El Instituto Estatal de Protección Civil fue el responsable de garantizar la seguridad de la obra, quien solicitó al Instituto de Geofísica de la UNAM revisar el estudio de mecánica de suelos ya que ante el riesgo por ser zona sísmica y de vientos fuertes, por lo que la obra de cimentación tuvo un retraso de un par de años, ya que dicho Instituto determinó reforzar y hacer más profundos los cimientos.

PREGUNTAS: 

-¿Según la mitología griega, dónde se encontraba la residencia de los dioses?

-¿Qué presidente egipcio nacionalizó el Canal de Suez?

Respuestas del anterior:

– R: Puerto Stanley es la capital de las Islas Malvinas.

– R: Los Hermanos Lumiere inventaron el cine.

carlosdurongarcia@gmail.com

/arm