imagotipo

Recopilaciones | Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

No se conservan testimonios de una escritura autóctona japonesa. El japonés era, pues, una lengua sin escritura o ágrafa hasta la llegada de los ideogramas chinos, los kanji, cuya introducción no se documenta hasta en el año 538, aunque, sin duda, eran conocidos por los japoneses con mucha anterioridad. Por ello, las primeras muestras de literatura japonesa pertenecían a la tradición oral. Su origen, como el de otras culturas, se remonta a un conjunto de ritos donde folclor y religión conformaban una rica y antiquísima tradición oral. Alrededor del año 300 a. C. se documentan narraciones, canciones y danzas populares sobre los ciclos del cultivo del arroz que celebraban ya la llegada del dios en primavera o su despedida en el otoño. Con el tiempo, estas canciones y relatos serían recogidos de manera escrita, formando parte de las primeras producciones literarias como el Kojiki, Nihonshoki y Fudoki o de las representaciones de teatro kabuki y el Teatro No. Una figura importante en esta tradición oral primitiva fue la del kataribe. Se trataba de un recitador o recitadora de historias que cumplía la función de conservar y transmitir hechos, mitos y leyendas que una determinada comunidad, consideraba parte esencial de su identidad. Los kataribe era un oficio frecuente desempeñados por mujeres probablemente asociada a funciones chamanísticas. La expresión para describir su actividad era “monogataru” (contar cosas), base de los futuros “monagatari” o narraciones escritas que surgieron en la época Heian. La labor de los kataribe llegó a ser tan importante que, con el tiempo, algunos se profesionalizaron y llegaron a ocupar un puesto oficial en la corte, creando lazos entre la literatura oral arcaica y la nueva literatura escrita. Algunas expresiones del Japón antiguo, por su carácter mágico-religioso, no podían ser transcritas en caracteres extranjeros. Su conservación se realizaba en el yamatokotoba o palabras de Yamato, uno de los nombres del antiguo Japón. El género poético más antiguo, el waka, solo podía ser compuesto en el yamatokotoba, única lengua empleada por los kataribe. Este hecho suele interpretarse como una reacción ante la omnipresencia de la cultura china, en un afán por conservar la propia identidad y una pervivencia de la filosofía kotodama, el poder mágico de las palabras, de la que se nutría la antigua poesía oral “Monogatari” es una colección de novelas ligeras japonesas escritas por NisioIsin, con ilustraciones por Vofan. Las novelas comparten el sufijo común (“monogatari”, que significa “historia”). En 2009, las dos primeras novelas fueron adaptadas a un anime, “Bakemonogatari”. Aniplex ha anunciado durante el evento Anime Japan. Se estrenó la adaptación de la novela “Tsukimonogatari” el 31 de diciembre del 2014 con una duración de cuatro capítulos, emitido en un especial de dos horas tal y como ocurrió con “Hanamonogatari”. Se estrenó la adaptación al anime de “Owarimonogatari” el 3 de octubre de 2015 y “Koyomimonogatari” el 10 de enero de 2016. El 8 de enero de 2016 fue estrenada la primera parte de la trilogía de películas de “Kizumonogatari”. NisioIsin empezó escribiendo una serie de historias cortas para la revista Mephisto en 2005. Mientras que su trabajo previo, Zaregoto, contenía un gran reparto de personajes, cada una de estas historias introducía un solo personaje. Las historias que había publicado previamente más algunas nuevas se recopilaron en dos volúmenes como parte de los títulos de lanzamiento de Kodansha Box en 2006. La serie de Monogatari se centra en Koyomi Araragi, un estudiante de tercer año de instituto que es ahora casi humano después de haber sido vampiro por un tiempo. Un día, una compañera de clase llamada Hitagi Senjgahara, quien nunca habla con nadie, cae desde una alta escalera en los brazos de Koyomi. Él descubre que Hitagi no pesa casi nada, una contradicción física. A pesar de ser amenazado por ella, Araragi le ofrece su ayuda, y la presenta a Meme Oshino, un hombre excéntrico de mediana edad viviendo en un edificio abandonado que le ayudó a dejar de ser un vampiro. A medida que la serie progresa, Koyomi ayuda a otras chicas, cada una afectada por una “excentricidad”. Para encargarse de las excentricidades, Koyomi depende de la experiencia de Oshino al principio, y más tarde, de Shinobu, la misma vampiresa que le atacó, ahora con el aspecto de una niña de 8 años. La mayoría de heroínas poseen un artículo que simboliza al ente con quien deben lidiar, como la engrapadora de Hitagi (la tenaza de un cangrejo), la mochila de Mayoi (el caparazón de un caracol), el brazo de Suruga (el brazo de un mono), el gorro y la chaqueta de Nadeko (la cabeza y la piel de una serpiente), y el chándal negro y amarillo de Karen (los colores de una abeja). Los acontecimientos de los capítulos anteriores juegan un papel importante en los subsecuentes.

PREGUNTAS:

-¿Quién gobernaba Francia en la toma de la Bastilla?

-¿En qué país está la región de Calabria?

Respuestas del anterior:

-R: Himen es el dios del matrimonio para los griegos y romanos.

-R: Colombia el único país sudamericano bañado por dos océanos.

carlosdurongarcia@gmail.com