imagotipo

Recopilaciones / Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

El jamsa (en árabe: ‘cinco’) es un símbolo con forma de mano que se utiliza tradicionalmente en las culturas musulmanas y judías sefardíes. En idioma árabe, jamsa significa “cinco”; la misma raíz, J-M-S, es empleada en el idioma hebreo mediante el uso del término jamésh (en hebreo: ‘cinco’). El uso del jamsa está documentado desde la Antigüedad. El empleo de la mano de Dios se da en la iconografía judía ya a partir de 244 E.C. en los frescos parietales de la Sinagoga de Dura Europos en Siria y, desde 518-527 E.C., en los mosaicos que Marianos y Janina realizaron en la Sinagoga de Beit Alfa en Galilea, Israel. Como amuleto, el jamsa fue portado por los cartagineses desde el 820 a.E.C. y en el norte de África se lo asociaba con un atributo de la diosa Tanit; subsecuentemente pasó a los bereberes y magrebinos. Posteriormente, las culturas judía y árabe adoptaron el jamsa como motivo independiente. Posiblemente haya sido incorporado en dichas culturas como una evocación del motivo conocido como mano de Dios, cuya naturaleza involucra en aniconismo. Cirlot nota que existen afinidades entre el amuleto islámico y la mano de Dios propia de las culturas occidentales. Asimismo, Cirlot observa que en el pensamiento berebere, la mano significa protección, autoridad, fuerza y poder. La forma más extendida del símbolo es aquella de una mano simétrica: el dedo corazón en el centro; a sus lados el anular y el índice, un poco más cortos que el corazón e iguales entre sí; y en los extremos dos pulgares, también del mismo tamaño y algo curvados hacia afuera. A veces contiene otros símbolos, como el ojo de Dios, e inscripciones de carácter religioso. Típicamente posee la forma de un amuleto (empleado en pendientes o como colgante), visible en las puertas de las casas (a veces como aldabón), como adorno hogareño, dije para el automóvil, símbolo tatuado y así sucesivamente. El judaísmo, el islam y algunos cristianos de oriente conservan hasta hoy el motivo folclórico de la mano conocido como jamsa, cuyo referente último probablemente sea la mano de Dios. Se trata de lo que en el pasado posiblemente haya sido empleado como un talismán pero se ha vuelto hoy un motivo de expresión de la fe monoteísta, apreciado por sefardíes y musulmanes como un recordatorio de Dios y una expresión de deseo de recibir sus bendiciones y protección. En la cultura popular, el jamsa es también un motivo decorativo, pero, en principio, no posee el valor de un talismán o de medalla milagrosa ninguna. Con todo hay quienes le confieren un valor fetichístico (comparable al que algunos individuos le dan a una herradura o una pata de conejo, suponiendo que les traerá buena suerte). Pero más allá de ello, el jamsa no constituye entre los grupos musulmanes o judíos un dije neopagano. Para ellos, el jamsa simplemente constituye una expresión de deseo equivalente a Que Dios te vea y te bendiga/proteja.

Preguntas

-¿Quiénes protagonizaron la película “El Golpe”?

-¿Cuántos lados tiene un cubo?

Respuestas anteriores

-R: La palabra maya “Campeche” significa “lugar de culebras y garrapatas”.

-R: “Bismarck” se le llamó al barco más grande de Alemania en la II Guerra Mundial.

carlosdurongarcia@gmail.com