imagotipo

Recopilaciones | Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

El mar Mediterráneo es uno de los mares del Atlántico. Está rodeado por la región mediterránea, comprendida entre Europa meridional, Asia occidental y África septentrional. Con aproximadamente 2.5 millones de kilómetros cuadrados y tres mil 860 kilómetros de longitud, es el segundo mar interior más grande del mundo, después del Caribe. Sus aguas, que bañan las tres penínsulas del sur de Europa (Ibérica, Itálica, Balcánica) y una de Asia (Anatolia), comunican con el océano Atlántico a través del estrecho de Gibraltar, con el mar Negro por los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos y con el mar Rojo por el canal de Suez. Es el mar con las tasas más elevadas de hidrocarburos y contaminación del mundo. La etimología de este mar procede del latín “Mar Medi Terraneum”, cuyo significado es “mar en el medio de las tierras”. La mayoría de los habitantes de sus costas han usado una denominación derivada de la latina: en idioma griego se llama “Mesogeios Thalassa” con el mismo significado que el nombre latino, y en árabe se llama al-Baḥr al-Mutawāsiṭ “mar intermedio”). En turco, se lo denomina “mar blanco”) por oposición al mar Negro, pues los turcos llaman “blanco” al Sur y “negro” al Norte.  Para los antiguos egipcios “el Gran Verde”. Comunica con el océano Atlántico mediante el estrecho de Gibraltar, un paso de 12.8 kilómetros de longitud y una profundidad de más de 900 metros; por el noroeste, contacta con el mar Negro mediante el estrecho de Dardanelos, el mar de Mármara y el estrecho del Bósforo. En el sureste, contacta con el mar Rojo debido a la acción humana, que excavó el canal de Suez, canal que sirve de entrada a especies tropicales del mar Rojo y del océano Índico.  Ha sido un mar clave para la Historia. Fenicios y romanos han navegado por él junto a los griegos, quienes sobrepasaron los límites del mismo a través del estrecho de Gibraltar hace unos tres mil años aproximadamente. Éstos navegantes solo conocían las corrientes de los ríos y supusieron que la extensión de agua al otro lado de Gibraltar era un enorme río. Por lo tanto, la palabra que significa río en el griego clásico era Okeano, y de allí proviene la palabra océano. En la Roma antigua se llamó Mare Nostrum (Nuestro mar) debido a que todas sus orillas fueron ocupadas por ella, y en el siglo XX Mussolini – queriendo recrear el imperio romano – lo llamó Mare Nostrum Italiano durante la segunda guerra mundial. El mar originó una serie de leyendas y mitos en torno a él, como la de Jasón y los argonautas. se enfrenta a varios problemas derivados de las actividades humanas: la sobrepesca, las técnicas de pesca destructivas, el exceso de urbanismo en la franja litoral, la contaminación y el calentamiento global. La sobrepesca actual es más del doble que hace 50 años, aunque gracias a los esfuerzos ha bajado hasta la cifra actual de millón y medio de toneladas, todavía demasiado alta para lo que este mar puede soportar. Este mar, por ser semicerrado, es muy sensible a la contaminación que produce la mala depuración de vertidos en los ríos, lo que significa una grave amenaza. El turismo mediterráneo suele acudir a zonas insuficientemente preparadas para aguantarlo y los vertidos no son tratados, además las obras erosionan las costas. También este acude a zonas de riqueza ecológica destruyendo el hábitat de especies en peligro (como focas y tortugas). Por otra parte el cambio climático afecta aumentando la salinidad del mar y su temperatura. Según Vargas Yánez y colaboradores, que han analizado datos desde 1948, el aumento medio de la temperatura superficial entre 1948 y 2005 del mar oscila entre 0.12 °C y 0.5 °C a lo largo del litoral mediterráneo; en profundidades intermedias (200 metros a 600 metros) la temperatura aumentó desde 1948 hasta 2000 entre 0.05 °C y 0.2 °C, y la salinidad se incrementó entre 0.03 y 0.09. En las capas profundas (mil metros a dos mil metros) el aumento de temperatura osciló entre 0,03 °C y 0,1 °C y el de salinidad entre 0.05 y 0.06. El aumento de temperatura de las capas intermedias y profundas puede parecer pequeño, pero hay que tener en cuenta el alto calor específico del mar, por lo que incrementos pequeños de temperatura requieren que el mar absorba enormes cantidades de calor.

carlosdurongarcia@gmail.com

PREGUNTAS:

-¿Quién es el más grande dramaturgo escandinavo?

-¿En qué año fue derrocado Salvador Allende?

Respuestas del anterior:

-R: Hidrocálido es el gentilicio de Aguascalientes.

-R:La Paz, Bolivia es la ciudad capital más alta del mundo.

/arm