imagotipo

Recopilaciones / Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Aunque el hipotético fin del mundo maya ha sido desmentido por la comunidad científica e incluso por los historiadores –que niegan siquiera que el calendario maya indique tal cosa–, hay personas que no pueden resistirse al atractivo del fin de la humanidad y se han preparado para cualquier desastre. Se les conoce como preppers o survivalistsy hay incluso una serie documental de National Geographic que explora su medio de vida. El origen de los preppers se remonta a la Guerra Fría, cuando la amenaza de una guerra nuclear era tangible y real. En la década de los 60 y 70 tener un búnker debajo de casa con provisiones para sobrevivir durante décadas era algo habitual. Aunque en los 80 el movimiento declinó, hubo repuntes coincidiendo con distintos “finales del mundo”, como el que algunos pronosticaron debido al efecto 2000. La considerada como “tercera ola” de los preppers comenzó, no obstante, tras los atentados del 11-S y continúa hasta nuestros días, alentada por la amenaza del terrorismo islámico, el cambio climático, la gripe aviar y, estos días, el apocalipsis maya.  Los ‘preppers’ difieren sobre el origen del apocalipsis, pero todos tienen claro que el fin de la civilización llegará tarde o temprano. Entre los preppers existen continuas discusiones sobre el origen del desastre, y no hay un consenso sobre el mismo. Algunos tienen explicaciones religiosas, pero la mayoría carecen por completo de estas. Lo que todos tienen claro es que el fin de la civilización llegará tarde o temprano. Su idea es simple: el fin del mundo está cerca y, cuando llegue, sólo sobrevivirán aquellos que estén debidamente preparados. Hay quién ha convertido la supervivencia en su proyecto de vida. Survivalismo o prepper es el nombre en inglés que recibe el movimiento de individuos o grupos quienes se preparan activamente para una posible futura alteración del orden político o social, ya sea a nivel local, regional, nacional o internacional. Los survivalistas frecuentemente se preparan con anticipación para estos acontecimientos ya sea recibiendo entrenamiento médico, almacenando agua y alimentos, preparándose para la defensa propia o el autoabastecimiento, y/o construyendo edificios que los ayudarán a sobrevivir y a refugiarse. El survivalismo, también llamado supervivencialismo, es abordado por sus adherentes de diferentes maneras, dependiendo de las circunstancias y de sus particulares preocupaciones o bien de los riesgos que pueden llegar a ocurrir en el futuro. Los siguientes son solo algunos ejemplos, aunque muchos supervivencialistas encajan en más de una sola de estas categorías: Entre escenarios o amenazas posibles podemos distinguir según la causa predominante entre las que hayan su origen en la actividad humana y entre las que lo hayan en causas naturales. Desastre natural: formas de crisis planetarias apocalípticas o cambios en la Tierra, tales como terremotos, maremotos, inundaciones, tornados, huracanes, nevadas y tormentas eléctricas graves. Amenazas de origen extraterrestre, tales como el posible impacto de un meteorito, una posible invasión alienígena y/o cualquier otra forma de amenaza de origen espacial. Un desastre causado por la actividad del hombre: guerra convencional, guerra química, guerra biológica, guerra nuclear, contaminación radiactiva, y otros desastres causados por un Gobierno enemigo. Colapso general de la sociedad, resultado de la indisponibilidad de alimentos, agua, electricidad y combustibles. Quiebra monetaria o crisis económica, originadas por manipulaciones monetarias, hiperinflación, deflación, y/o depresión económica mundial. Pandemia: epidemia que se esparciera a gran parte de la población mundial. Hambrunas generalizadas y subida de los precios de los alimentos. Caos generalizado, y cualquier otro acontecimiento apocalíptico inexplicable. Otras posibles amenazas son: la guerra informática, el terrorismo y el uso de armas de destrucción masiva. Los preparativos más comunes incluyen preparar un refugio, en un lugar seguro, así como el almacenamiento de agua y alimentos no perecederos, conservas, provisiones, equipo para potabilizar el agua, ropa de abrigo, semillas, leña, combustible, armas de fuego, municiones, armas de caza y defensa propia, equipo médico de primeros auxilios, así como herramientas para la agricultura. Muchas personas no hacen todos estos preparativos, los survivalistas si lo hacen, ya que su modo de vida consiste en estar preparados.