imagotipo

Recopilaciones | Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

La batalla de Iwo Jima, denominada en clave “Operación Detachment”, es el nombre que recibe uno de los combates más sangrientos de la Segunda Guerra Mundial, librado en la isla de Iwo Jima entre los infantes de marina de Estados Unidos y las fuerzas del ejército del Imperio del Japón de febrero a marzo de 1945, durante la Guerra del Pacífico. Al término de los combates, los estadunidenses lograron conquistar la isla y controlar sus importantes campos de aviación. Sin embargo, durante la cruenta batalla se encontraron con la resistencia extrema de los japoneses, resistencia que supuso la muerte de la mayoría de sus combatientes. En la cima del monte Suribachi de la isla, a los pocos días del inicio de los combates, el periodista Joe Rosenthal tomó una de las imágenes más difundidas de la Segunda Guerra Mundial, titulada Raisingthe FlagonIwo Jima, galardonada con el premio Pulitzer, en la que se observa a varios marines empujando el mástil con el que erigieron la bandera estadunidense en aquel lugar. La posterior utilización publicitaria por parte del Gobierno de Estados Unidos. provocó una controversia sobre los protagonistas del episodio. La isla Iwo Jima, o “Isla del Azufre” en lengua japonesa (Ijima), tiene una longitud de ocho kilómetros orientada en el eje suroeste–noreste, con un extremo más estrecho en el suroeste de 900 metros de anchura y el más ancho en el noreste, de cuatro mil 500 metros, de manera que adquiere una silueta en forma de pera. Su superficie, volcánica, se extiende sobre 20 kilómetros conformando una geografía accidentada compuesta por cerros, montículos, rocas, barrancos, grietas, gargantas, hoyas, depresiones y arenas de lava que la acción del mar ha convertido en polvo. Apenas existe vegetación, escaseando las fuentes de agua, mientras que de los suelos agrietados surgen emisiones de vapores sulfurosos pestilentes, de ahí su antigua denominación. Tras la Batalla del Golfo de Leyte en octubre de 1944, las pérdidas de la armada japonesa dejaron la flota sin capacidad ofensiva. Por su parte, los submarinos estadunidenses habían hundido durante los dos últimos años prácticamente toda la flota mercante japonesa. Por mar, Japón ya no podía ni atacar a la flota enemiga ni abastecer a las tropas que tenía fuera de su archipiélago. Estas circunstancias llevaron a comprender a una parte del alto mando japonés que la guerra la tenía definitivamente perdida, optando por reorientar la estrategia de las operaciones en aras de alcanzar un acuerdo de paz honrosa con Estados Unidos que preservase, al menos, en el aspecto político el carácter divino institucional del emperador. Para ello los japoneses esperaban que acentuando la resistencia en los territorios insulares patrios, y que iban cediendo progresivamente ante el avance aliado, podrían alterar el objetivo estadunidense de forzar la rendición incondicional de Japón haciéndoles ver el enorme coste que supondría el desembarco en el archipiélago japonés, acción que debía parecer solo realizable tras conquistar el último palmo de terreno y eliminar hasta al último combatiente nipón. Esta actitud sería una de las razones esgrimidas por el general Groves y el presidente Truman para asestar un ataque atómico al Japón. Iwo Jima, una isla cuyo único valor residía en las pistas de aterrizaje, sería el lugar simbólico para la puesta en escena de esta nueva estrategia ya que los japoneses adivinaron asertivamente que esta isla debía de ser el próximo objetivo en ser atacado.    

carlosdurongarcia@gmail.com

PREGUNTAS:

-¿Qué torneos integran el Gran Slam de Tenis?

-¿De qué país fueron posesiones Camerun y Toogo?

Respuestas del anterior: 

-R: Salvador Allende  fue derrocado en 1973.

-R: En Chile se encuentra la isla de Pascua.

/arm